jueves, 27 de diciembre de 2012

CIRCUITOS F1 - SPA FRANCORCHAMPS (G.P. de Bélgica)





Datos del Circuito:

- Localización: Spa, Bélgica.
- Principales Eventos: Fórmula 1, 24 Horas de Spa, 1000 km de Spa, GP2 y DTM.
- Longitud: 7,004 km.
- Curvas: 21.
- Vuelta Récord: 1:45.108 (Kimi Räikkönen, 2004).

 

Historia:

Las carreras de automóviles dieron comienzo en Bélgica casi con el inicio del siglo XX, en concreto en 1902. Ese año se disputó una carrera sobre un circuito rutero de 85 kilómetros denominado Las Ardenas. Uno de sus tramos discurría precisamente por el sudeste de Lieja lugar, donde a principio de los años 20 se construyó el circuito de Spa-Francorchamps. Inaugurado en 1924 con una prueba de sport, en 1925 pasó a ser escenario del I Gran Premio de Bélgica, con victoria de Antonio Ascari a los mandos del famoso Alfa-Romeo P2.

Este circuito de más de 14 kilómetros de longitud fue escenario de dos famosas carreras de resistencia: Las 24 Horas de Spa y los 1.000 kilómetros de Spa, así como el habitual de la carrera de Fórmula 1 hasta el 1970, año en que fue clausurado por la cruzada iniciada por la Asociación de Pilotos y, más concretamente, el escocés Jackie Stewart, quien sufrió su accidente más grave en la edición de 1966.

De la peligrosidad de Spa, hablan por si solo el alto número de pilotos que fallecieron en su trazado. Recordemos a Dick Seaman, Archie Scott-Brown, Alan Stacey, Chris Bristow, Stefan Bellof y un largo etcétera. Con el cierre de Spa en 1972 y en 1974, la prueba belga se disputó sobre el trazado de Nivelles, y en 1973 y desde 1975 a 1984 en el de Zolder, escenario mortal del gran piloto canadiense Gilles Villeneuve.

Sin embargo ninguno de esos dos circuitos caló en la simpatía de los pilotos y gracias al empuje del automóvil Club Belga junto al mítico Jacky Ickx lograron que Spa-Francorchamps fuera readmitido de nuevo para la F1, aunque para ello tuvieran que recortar los 14 kilómetros de su peligroso trazado a uno de 6'940 kilómetros en los que seguían estando presentes Eau-Rouge, Radillon, Les Combs, Malmedy, Stavelot o la Sources, curvas tan famosas que forman ya parte no solo de la carrera belga si no también de la leyenda de la F1.

El GP de Bélgica es uno de los preferidos por los pilotos. En su mayor parte, este GP se ha disputado sobre el circuito de Spa Francorchamps, pero también se ha corrido en dos ocasiones en Nivelles y en otras diez en el circuito de Zolder. Fue en 1983 cuando, después de 13 años, la F-1 retornaba al escenario por antonomasia del GP de Bélgica. Éste no es otro que el magnífico Spa. Inaugurado en 1924 por Jules de Thiere, esta pista discurría por carreteras abiertas al tráfico diario. Originariamente, este recorrido tenía una longitud de 14120 m. Spa tiene el récord de menos participantes, con trece, en 1951 y 1955, algo que propició también la marca de menor número de monoplazas que llegaron a la meta, con cinco.

Fue esta longitud excesiva lo que aconsejó a recortar el trazado y adaptarlo a las nuevas normas de seguridad que estaban en vigor. Fue así que, tras una prueba en 1983, el nuevo Spa retornó a la plantilla estable de circuitos mundialistas a partir de 1985 tras la remodelación efectuada en 1978. Spa está sumergido en el bosque de las Ardenas y es esta situación excepcional lo que confiere a este circuito su personalidad única. Posee además una de las curvas más famosas y excitantes de todo el mundial. Hay quien incluso se arriesga a calificarla como la curva más difícil del mundo; su nombre: L'Eau Rouge. Su conjunción con su inseparable compañera Le Radillon conforman uno de los puntos más peligrosos que deben de abordar los pilotos de nuestra época. Cada curva es un desafío.

Los reglajes del chasis precisan un compromiso entre la reducción de la resistencia para mejorar la velocidad en recta y generar carga aerodinámica para ayudar en las curvas. La estabilidad en la frenada también es una consideración importante, especialmente cuando se reduce desde la rápida Blanchimont hacia la chicana 'Bus Stop', que este año ha sido remodelada.

Se llega a la primera curva, una horquilla muy cerrada, a unos 250 km/h en quinta marcha. Se baja hasta primera a 65km/h. Es una curva muy abierta en la salida, donde se necesita recobrar la potencia muy pronto y utilizar toda la pista para llegar hasta la segunda de las curvas, la Eau Rouge. Se toma a 300 km/h en sexta marcha, y se sigue acelerando en la primera parte llegando hasta los 305 km/h. Luego viene una larga línea recta alcanzando los 315 km./h, para frenar con fuerza a la entrada de la chicana. Ésta se pasa en tercera y consiste en tres curvas seguidas, sobre las que se va acelerando progresivamente: 120, 140 y luego 175 km/h. Se llega a la curva 8, a 265 km/h en quinta marcha. Es complicada, muy larga y en descenso. Se toma en segunda a 105 km/h, y debido a la naturaleza del circuito, el coche tiende a subvirar por toda ella. A la 9 se llega en tercera marcha a unos 210 km/h y se mantiene tercera para girar bajando a unos 150 km/h. La corta recta que sigue obliga a poner sexta a unos 290km/h para bajar luego una marcha y tomar la doble curva a izquierdas de las curvas 10 y 11. 

La 10 se toma a unos 2130 km/h y la 11 a nada menos que 275 km/h. Se baja para tomar la siguiente chicana, alcanzando los 305 km./h y después se frena bajando a tercera, manteniendo esta marcha para tomar las curvas 12 y 13 a 150 y 170 km./h, respectivamente. Se pasa a cuarta y se frena para tomar la curva 14, que es lenta, y se toma en 2ª a unos 135 km/h. La 15 es también muy exigente, ya que se pasa de la parte artificial del circuito a la carretera que se utiliza para el paso de vehículos. Se toma en 4ª a 235 km/h, pero no muy fuerte. No se puede acelerar mucho, sino que hay que levantar el pie un 20% para no tomar riesgos innecesarios. 

Según se vuelve a la zona de boxes, se pasa por dos curvas muy rápidas, la 16 y 17. Se toman a fondo a unos 310 km/h, pero la fuerza centrífuga es tal que el coche pierde velocidad. Se llega a la chicana del Bus Stop a la misma velocidad, esta chicana anteriormente se tomaba de izquierda-derecha-izquierda ahora va de derecha a izquierda. Aquí hay que frenar muy fuerte para bajar a 85 km/h en segunda marcha, subiéndose a los pianos pero sin perder el control del coche, ya que el muro a la salida está muy cerca. La última parte del trazado se puede ir a fondo para llegar a la meta. En mojado, Spa-Francorchamps es un trazado para auténticos artistas.

Últimos Vencedores:

2012: J. Button (McLaren)
2011: S. Vettel (Red Bull)
2010: L. Hamilton (McLaren)
2009: K. Raikkonen (Ferrari)
2008: F. Massa (Ferrari)
2007: K. Raikkonen (Ferrari)
2005: K. Raikkonen (McLaren)
2004: K. Raikkonen (McLaren)
2002: M. Schumacher (Ferrari)
2001: M. Schumacher (Ferrari)
2000: M. Hakkinen (McLaren)
1999: D. Coulthard (Mclaren)
1998: D. Hill (Jordan)
1997: M. Schumacher (Ferrari)
1996: M. Schumacher (Ferrari)
1995: M. Schumacher (Benetton)
1994: D. Hill (Williams)
1993: D. Hill (Williams)
1992: M. Schumacher (Benetton)
1991: A. Senna (McLaren)
1990: A. Senna (McLaren)
1989: A. Senna (McLaren)
1988: A. Senna (McLaren)

 

Circuito 1920:

  

 Circuito 1950:

 

Diseño actual:

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario