martes, 5 de marzo de 2013

EQUIPOS - BOSTON CELTICS, parte I (1946-)





DESDE BILL RUSSELL A 

LA LLEGADA DE BIRD (parte I)



Fundado en 1946, con sus 17 campeonatos es el equipo más exitoso de la historia de la NBA, dominando la NBA desde 1959 hasta 1966 con ocho anillos consecutivos. En la década de los '70 ganaron dos títulos más, y en los '80, con Larry Bird a la cabeza, conseguirían 3 títulos, disputando además tres Finales contra sus clásicos rivales Los Angeles Lakers que se mantiene hasta día de hoy, con las Finales de la NBA de 2010 entre ambas franquicias. 

Los Celtics juegan sus partidos como locales en el TD Banknorth Garden y forma parte de la División Atlántico de la Conferencia Este de la NBA. Además de sus 17 campeonatos, cuentan con 27 títulos de división y 21 de conferencia. 

Los Celtics es la franquicia con más victorias en la historia de la NBA. Gracias al papel de Bill Russell, ganaron ocho títulos consecutivos desde 1959 hasta 1966. En los años 1980, liderados por Larry Bird, se produjo una intensa rivalidad con Los Angeles Lakers, con Magic Johnson como cabeza visible, que marcaría el inicio de la NBA como espectáculo mundial. Boston y New York Knicks son los dos únicos equipos fundadores de la NBA que permanecen en la misma ciudad.
 
La franquicia de Boston fue fundada el 6 de junio de 1946 por Walter Brown. En esta década, en que el equipo disputaría la Basketball Association of America (BAA), Boston se mostraría muy poco competitivo y no destacaría en modo alguno hasta la llegada de Bob Cousy en el año 1950.
 
El primer entrenador fue John Russell y su primera temporada, la 1946-47 fue ciertamente negativa, con un récord de 22 victorias sobre 38 y la clasificación a final de temporada en las últimas posiciones de la división Este. A pesar de las dificultades económicas que afectaron a varios equipos en estos años, el año siguiente supondría una mejora deportiva, en tanto que el equipo se clasificaría para los playoffs pero sería eliminado por los Chicago Stags en los cuartos de final. El año siguiente, en la temporada 1948-49, entrenados por Alvin Julian, los Celtics fracasarían nuevamente en el intento de alcanzar los playoffs, y la experiencia se repetiría una vez más en la temporada 1949-50, el año de nacimiento de la NBA y de incorporación de este equipo a la liga.
 
Será en esta década cuando Boston inicie su carrera hacia la competitividad en la liga, mediante la contribución de Bob Cousy primero y Bill Russell después, con quien se conseguirían los primeros títulos de la NBA. 

Bob Cousy llegó a Boston en 1950, tras adquirir Red Auerbach sus derechos en un sorteo, tras el desmantelamiento del equipo Chicago Stags. En la temporada 1950-51, con el estreno de Auerbach como entrenador y la llegada de Cousy y Ed Macauley, Boston consiguió el primer récord de victorias positivo, pero caerían en primera ronda de playoffs. Esa misma temporada Boston había seleccionado en el Draft a Chuck Cooper, el primer afroamericano que jugó en la NBA. En 1952, a pesar de la incorporación de Bill Sharman, la historia volvería a repetirse, para mejorarse levemente en 1953, cuando Boston alcanzó 45 victorias y superó por primera vez la primera ronda de playoff. 

El año siguiente, 1954, con 42 victorias, el trío Cousy-Sharman-Macauley repetiría resultados y no superaría la segunda ronda de playoff. Al inicio de la temporada 1954-55 se incorporó Frank Ramsey pero Boston sólo logró igualar una vez más su propia marca y caer eliminado en segunda ronda. Los resultados empeoraron levemente en temporada 1955-56, cuando Boston cayó en la primera ronda. Ante las dificultades de Macauley para medirse a los grandes pívots de la liga, Auerbach creyó llegado el momento de dar un giro importante. 

Ese giro sería la llegada de Bill Russell en 1956. Ésta se materializó mediante el traspaso más importante de la historia de la NBA, en el que Ed Macauley y Cliff Hagan fueron enviados a los St. Louis Hawks a cambio de los derechos de Russell, quien venía de liderar la selección de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956. Junto a Cousy y Sharman, y con la contribución del también nuevo jugador Tom Heinsohn, Boston conseguiría en esa misma temporada el primer campeonato de su historia, en la temporada 1956-57. 

En la temporada siguiente, una lesión de Russell impidió a Boston derrotar a los Saint Louis Hawks en la final de la NBA, pero a partir de la temporada 1958-59, el equipo abriría una serie de ocho campeonatos consecutivos liderados por Russell. En las dos últimas temporadas de la década, el peso del equipo se lo repartírian Russell, Cowens, Sharman, Heinsohn, Ramsey y un pujante Sam Jones, elegido en el Draft de 1957.

Los años sesenta son los más brillantes de la historia de la franquicia, pues entre 1960 y 1969, los Celtics conseguirían nueve títulos de la NBA, bajo el liderazgo de Bill Russell y la contribución de otros grandes jugadores. 

Los campeonatos de los primeros años estuvieron caracterizados por la importancia de los mismos jugadores que habían ganado los tres títulos anteriores. Así, Heinsohn, Sharman, Cousy, Ramsey y Jones completarían a Russell en la carrera por el título de la temporada 1960-61, año en que además se incorporó al equipo otro de sus futuros pilares: Tom Sanders. Al acabar ese año, se retiraba Bill Sharman.En 1962, Sanders ganó peso específico en ausencia de Sharman y Boston obtuvo su cuarto título consecutivo frente a Los Angeles Lakers, que culminó con la elección en el Draft de 1962 de John Havlicek. Éste sería otro jugador determinante en los siguientes títulos de la franquicia y ya en el título de 1963 destacaría como uno de los jugadores principales. Al acabar la temporada, se retiraba Bob Cousy. 

Sin Cousy, en 1964, Havliceck y Jones se convertirían en los principales anotadores de Boston, que obtendría su sexto título consecutivo, esta vez contra San Francisco Warriors, tras el cual llegaría la retirada de Frank Ramsey. En 1965, el nuevo título se obtendría ante los Lakers, en un equipo encabezado todavía por Jones, Havliceck, Russell, Sanders y Heinsohn, quien se retiraría al acabar la temporada. Este equipo fue elegido por la NBA como uno de los 10 mejores equipos de la historia. En 1966, con la consecución del octavo título consecutivo frente a los Lakers, Red Auerbach dejó de ser el entrenador del equipo, donde empezaban a sobresalir Larry Siegfried y Don Nelson.
La temporada 1966-67 sería la única de la década en la que los Celtics no conseguirían un título, al caer frente a los Philadelphia 76ers de Wilt Chamberlain. Desde ese mismo año Bill Russell combinaría funciones de jugador y entrenador. Además, el equipo había recibido el importante refuerzo de Bailey Howell, mediante el traspaso de Mel Counts a Baltimore Bullets. 

Encabezados por Russell, Jones, Havlicek, Howell, Siegfried, Sanders y Nelson, Boston conseguiría los campeonatos de 1968,en el año que fue elegido en el Draft Don Chaney, y el de 1969,ambos frente a los Lakers de Chamberlain, Elgin Baylor y Jerry West. Los 8 campeonatos consecutivos logrados constituyen la racha más larga en la historia del deporte estadounidense. 

Tras la temporada 1968-69, una época llegaba a su fin: Russell se retiró como jugador y entrenador, cargo este último que ocuparía desde aquel momento Heinsohn. Sin él, ni el también retirado Jones, Boston ni siquiera se clasificaría para los playoffs de la temporada 1969-70. Salvo por Havlicek y Nelson, los Celtics eran un equipo envejecido, que debía reconstruirse. El proceso empezaría con la elección de Chaney, a la que seguiría la de Jo Jo White en el Draft de 1969 y se completaría en la década siguiente.

Los años 70 fueron los de la década post Russell y, a pesar de algunos malos años, éstos estuvieron plagados de más luces que sombras, pues no dejaron de significar años de buen nivel de juego en general y también de títulos. Si la de los sesenta fue la década de Bill Russell, otro gran pívot vendría a ocupar su puesto: Dave Cowens. Este gran jugador, elegido en el Draft de 1970, sería el principal baluarte del equipo junto a otro gran pilar, John Havlicek, uno de los pocos supervivientes de los equipos campeones de la década anterior, junto a Don Nelson y Don Chaney. 

Entrenados, todavía por Tom Heinsohn, la década empieza con unos Celtics en pleno proceso de reconstrucción y con el fracaso en el intento de pasar a los playoffs en 1971. Sin embargo, el quinteto de jugadores formado por Dave Cowens, John Havlicek, Jo Jo White, Don Nelson y Don Chaney iría aumentando poco a poco su capacidad, alcanzando en la temporada 1971-72 la final de conferencia y cayendo frente a New York Knicks. En 1973 se completaría la reconstrucción con la llegada de Paul Westphal y Paul Silas y Boston, aunque las lesiones favorecerían su caída nuevamente ante los Knicks en siete duros partidos, lograría alcanzar su récord absoluto de victorias en liga regular: 68. 

Con el equipo ya consolidado, Boston se coronaría campeón en el año 1974, tras duras eliminatorias frente a los Buffalo Braves y en la final frente a los Milwaukee Bucks de Kareem Abdul-Jabbar, con John Havlicek alzándose como jugador más valioso de la final. El año siguiente, la temporada 1974-75, en la que Cowens tomaba el relevo de Havliceck como máximo anotador, la carrera hacia el título se vería interrumpida por los Washington Bullets. Ese mismo año Westphal sería traspasado por Charlie Scott a los Phoenix Suns, donde pasaría los mejores años de su carrera, mientras que Chaney se incorporaba a la liga ABA -regresaría a Boston en un papel secundario de 1978 a 1980-, rompiéndose así la estructura principal de las tres últimas temporadas. Sin embargo la decisión beneficiaría a Boston a corto plazo, cuando en 1976 se erigiera nuevamente campeón ante los mismos Suns, en una eliminatoria en que destacaron una vez más Cowens y White junto al propio Scott. 

El año 1977 marcaría el cambio de tendencia en Boston hacia la negra etapa de la segunda mitad de los setenta. Antes de iniciarse la temporada 1976-77, Boston perdió a Silas, en un polémico traspaso que trajo a Boston a Curtis Rowe, y Don Nelson se retiró. Sin ambos jugadores, toda la responsabilidad recayó en Cowens, Havliceck, Scott y White, que sólo sirvió para superar la primera ronda de los playoffs. El año 1978 marcó el declive definitivo: los malos resultados propiciaron la sustitución de Heinsohn, por el ex-jugador Tom Sanders. Además, Scott experimentó un franco declive, jugando tan solo 31 partidos. 

Como resultado, Boston ni siquiera se clasificó para los playoffs y a final de temporada Havlicek se retiró. Lo único positivo de aquel año tuvo lugar al comienzo y al final de la temporada: la elección de Cedric Maxwell en el Draft de 1977 y la de Larry Bird en el de 1978, quien no se incorporaría hasta un año más tarde.
La temporada 1978-79 fue puramente de transición. Los playoffs se escaparon nuevamente y Sanders fue sustituido por Cowens, quien compaginó funciones de jugador y entrenador, hasta que en mayo fue nombrado entrenador Bill Fitch. Sin embargo se dieron algunos movimientos mayores. Por iniciativa del propietario de Boston, Tony Brown, llegó al equipo Bob McAdoo, a cambio del jugador Tom Barker y tres elecciones de primera ronda de Draft con los Knicks. Asimismo, se incorporaron Nate Archibald y Pete Maravich, este en su último año como profesional. Por otro lado, Jo Jo White era traspasado a los Golden State Warriors.

Los años 1980 serán una nueva década brillante, tanto en juego como en éxitos, en la que destacará otro nombre por encima de todos, Larry Bird, verdadera piedra angular de los éxitos del equipo. Sin embargo, en la segunda mitad de los ochenta los Celtics darían los primeros pasos hacia una lenta decadencia, muy palpable al final de la década y de la que la franquicia tardaría muchos años en recuperarse plenamente, hasta la temporada 2007/08 en que volvería a ganar la división atlántica, la conferencia este y el título de la NBA. 

La clave de los éxitos de estos años se encuentra en algunas decisiones tomadas por Red Auerbach en los años anteriores, que se completarían en el verano de 1979. Tras retener en 1978 los derechos de Larry Bird, éste se incorporaría al equipo en la temporada 1979-1980, Auerbach consiguió obtener mediante el traspaso de Bob McAdoo, la primera elección del Draft de 1980, que después traspasaría a su vez a Golden State Warriors. A cambio, obtendría de Golden State la tercera elección de ese mismo año, que se convertiría en Kevin McHale, y los derechos sobre el jugador Robert Parish. Con esos movimientos, Boston dispondría en 1981 de una brillante columna vertebral -el famoso Big Three-, sobre el que el equipo se sustentaría durante más de una década. 

Los éxitos no tardarían en llegar tras la incorporación de Bird. Entrenados por Bill Fitch, si bien Boston, a pesar de una gran temporada, no logró superar a Philadelphia 76ers en la final de Conferencia Este en 1980.Ese mismo año tendría lugar la primera retirada Dave Cowens, sin poder añadir un título más a su historial y que ya no volvería a Boston. Sin embargo, el año siguiente, el estrecho margen de un punto sí sirvió esta vez para lograr el pase a la final de la NBA en el año 1981 frente a los 76ers y posteriormente derrotar a Houston Rockets en la final. La fuerza de un equipo en el que también sobresalían Cedric Maxwell -MVP de las Finales de la NBA- y Nate Archibald -MVP del All-Star Game- sería la clave del éxito. También destacó el estreno de Danny Ainge en la liga. 

En las temporadas 1981-82 y 1982-83, el rendimiento de Boston atravesó un pequeño bache. Aunque el nivel de juego fue muy elevado durante la temporada de 1982, cayeron nuevamente en la final de conferencia frente a Philadelphia. Mucho peor sería el año 1983, cuando Boston caería en una pobre eliminatoria ante Milwaukee Bucks. Ello cuestionaría el trabajo técnico y daría pie a la llegada en el año siguiente al banquillo de KC Jones, quien iniciaría cuatro años de grandes éxitos para Boston, sin la participación ya de Archibald, que pasaría a jugar en Milwaukee. El primero, 1984, tuvo lugar una nueva conquista del título de la NBA frente a Los Angeles Lakers de Magic Johnson, con el recién llegado Dennis Johnson en la dirección de juego. 

El año siguiente, 1985, sin embargo, en la reedición de esta final, el título viajaría a Los Ángeles. En 1986, la incorporación de Bill Walton, junto al crecimiento de Ainge, devolvería al equipo a su máximo esplendor logrando un récord, al ganar 40 partidos de los 41 disputados como local y permitiría a Boston alcanzar nuevamente el título, en este caso derrotando a los Houston Rockets de un joven Hakeem Olajuwon y de Ralph Sampson. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada