sábado, 30 de marzo de 2013

PERFILES - EVANDER HOLYFIELD (1962-)



EL GUERRERO DEL TIEMPO




Datos personales

Apodo: The Real Deal
Peso: Peso pesado, crucero, semipesado
Nacionalidad: Estados Unidos
Fecha de nacimiento: 19 de octubre de 1962
Lugar de nacimiento: Atmore, Alabama
Estilo: Ortodoxo

 
Estadísticas Carrera:

Total de peleas 57
Ganadas 44
Ganadas por KO 29
Perdidas 10
Empates 2
N/C: 1

Medallero Olímpico:

Juegos Olímpicos - Bronce Los Ángeles 1984 Peso semipesado
Juegos Panamericanos - Bronce Caracas 1983 Peso semipesado 

Historia:


Evander Holyfield (nacido el 19 de octubre de 1962 en Atmore, Alabama) es un boxeador profesional estadounidense y varias veces campeón del mundo, tanto del campeonato peso  pesado como del

peso  crucero. Además ganó la medalla de bronce en la división de los pesos semipesados, en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, tras perder por una controvertida descalificación en las semifinales, contra el boxeador de Nueva Zelanda, Kevin Barry.

Se mudó junto con su familia a Atlanta en el verano de 1964, a los dos años. Comenzó a boxear a los 12 años y ganó el torneo de boxeo del Boys Club. A los 13 años, se clasificó para competir en sus primeras olimpiadas junior. 

A los 15, llegó a ser campeón regional del sureste, ganando el torneo y el premio al mejor boxeador. En 1984 tenía un récord de 160 victorias y 14 derrotas con 76 nocauts. Con 20 años, representó a los Estados Unidos en los Juegos Panamericanos de 1983 celebrados en Caracas, Venezuela. Holyfield se adjudicó la medalla de plata después de perder contra el campeón del mundo, el cubano Pablo Romero.

En el siguiente año, fue el campeón nacional de los guantes de oro y ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 después de un combate controvertido en las semifinales, donde fue descalificado en el segundo asalto ante el neozelandés Kevin Barry.

Comenzó su carrera profesional en el
peso semipesado, como anteriormente había hecho como aficionado. Su primer combate fue televisado y ganó en seis asaltos a Lionel Byarm en el Madison Square Garden el 15 de noviembre de 1984. El 20 de enero de 1985 volvió a ganar en seis asaltos, pero en esta ocasión por decisión sobre Eric Winbush en Atlantic City, Nueva Jersey. El 13 de marzo del mismo año también noqueó a Fred Brown en el primer asalto en Norfolk, Virginia y su último combate antes de pelear como

peso  crucero fue el 20 de abril ante Mark Rivera, al que noqueó en dos asaltos en Corpus Christi, Texas.

Holyfield y su siguiente rival, Tyrone Booze, subieron de
peso
para este combate situándose en la categoría de los peso  crucero. El combate tuvo lugar el 20 de julio de 1985 en Norfolk, Virginia y Holyfield ganó por decisión en ocho asaltos. Un mes más tarde, el 29 de agosto noqueó en el primer asalto a Rick Myers en Atlanta y el 30 de octubre noqueó en cinco asaltos en Atlantic City a Jeff Meachem. Su último combate del año fue ante Anthony Davis el 21 de diciembre en Virginia Beach y ganó por nocaut en el cuarto asalto.

En 1986 peleó ante el anterior aspirante a campeón del mundo crucero Chisanda Mutti, al que ganó en tres asaltos. Antes de pelear por el título mundial ganó a Jessy Shelby y a Terry Mims. Su primera oportunidad de ganar el cinturón mundial fue ante Dwight Muhammad Qawi, por la Asociación Mundial de Boxeo, en la que fue nombrada como la "mejor pelea crucero de los años 1980" por la revista Ring Magazine. Holyfield ganó a Qawi por decisión en 15 asaltos y se adjudicó el campeonato. Para terminar el año ganó en París, Francia a Mike Brothers por nocaut en tres asaltos, aunque sin el título en juego.

En 1987, defendió su título ante el ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 en categoría

peso pesado, Henry Tillman, que como aficionado había batido a Mike Tyson en dos ocasiones. Holyfield retuvo su cinturón por nocaut en siete asaltos y consiguió un combate unificatorio ante Ricky Parkey, que tenía el título de la Federación Internacional de Boxeo. Parkey fue noqueado en tres asaltos y Holyfield ganó su segundo título mundial crucero. Para su siguiente combate volvió a Francia, donde volvió a retener su título por nocaut en el duodécimo asalto ante el ex campeón mundial Ossie Ocasio. En su último combate del año, ofreció a Muhammad Qawi una revancha y éste fue batido por nocaut en cuatro asaltos.

El 9 de abril del siguiente año, peleó ante Carlos De León para conseguir el título del Consejo Mundial de Boxeo y poder así unificar los tres cinturones. El combate fue en Las Vegas y Holyfield ganó por nocaut técnico en ocho asaltos y se convirtió en el primer campeón crucero reconocido universalmente.

Después de esa pelea anunció su intención de pelear en la categoría peso  pesado para conseguir los títulos de Mike Tyson. Su primer combate fue el 16 de julio ante uno de los anteriores rivales de Tyson, James "Quick" Tillis al que ganó por nocaut en cinco asaltos en el lago Tahoe. En su último combate del año también ganó al ex campeón mundial del peso pesado, Pinklon Thomas, por nocaut en el séptimo asalto.

Comenzó el año 1989 peleando ante el ex campeón mundial del

peso pesado, Michael Dokes, en otro combate que fue nombrado por Ring magazine como de los mejores de los años 1980. Holyfield ganó por nocaut en el décimo asalto y se enfrentó a continuación al brasileño Adilson Rodrigues al que ganó en dos asaltos.http://a18.t26.net/avatares/1/7/6/4/16_17647028.jpg?744243 Su último combate de los años 1980 fue ante Alex Stewart, que peleó bien pero también fue derrotado en ocho asaltos.

En 1990, Holyfield batió a Seamus McDonagh, noqueándolo en cuatro asaltos. En ese momento para la revista Ring Magazine era el contendiente número uno, durante los dos últimos años, para ser el rival para los títulos mundiales de Tyson. Sin embargo, en la que fue considerada como la mayor sorpresa en la historia del boxeo, Tyson perdió los títulos mundiales ante un relativamente desconocido boxeador, James "Buster" Douglas, en Tokio. Mike Tyson había aceptado un combate ante Holyfield en su siguiente defensa del título, pero al perder, el siguiente combate de Douglas fue ante Holyfield. 

 Douglas tuvo un combate bastante malo, no peleó igual que ante Tyson y en el tercer asalto fue noqueado (las tarjetas de los jueces en ese momento estaban 20-18 para Holyfield). Holyfield era el nuevo campeón mundial de los pesos pesados. En su primera defensa como campeón del peso pesado ganó al ex campeón del mundo George Foreman por decisión unánime en 12 asaltos. El combate se denominó la "Batalla de los años" en referencia a la edad de los boxeadores, el joven campeón de 28 años ante el aspirante de 42. En dicho combate Holyfield pesó 208 libras y Foreman 257, que realmente sorprendió por su resistencia, a pesar de su edad. 

En noviembre de 1991 fue firmado un combate de defensa ante Mike Tyson, pero se suspendió por una lesión de Tyson entrenando y más tarde se canceló por la sentencia de seis años en prisión a Tyson por la violación de Desiree Washington.

Ya que no hubo combate ante Tyson, Holyfield hizo su siguiente defensa del título en Atlanta, ante Bert Cooper, que sorprendió con su buen combate. En el primer asalto Holyfield derribó por primera vez a Cooper con un golpe al cuerpo pero éste se levantó sin problemas. Sin embargo, Cooper se recuperó y en el tercer asalto dejó contra las cuerdas a Holyfield aunque logró continuar. Después de sufrir su primera cuenta, en su carrera profesional, Holyfield siguió controlando el combate, hasta que la pelea se detuvo durante unos minutos debido a que Holyfield había roto su guante. Una vez que se cambió, Holyfield continuó con su dominio, hasta que en el final del séptimo asalto, el árbitro Mills Lane paró el combate.

En su primer combate de 1992, se enfrentó al ex campeón mundial Larry Holmes, que tenía 42 años y había derrotado sorprendentemente a Ray Mercer poco antes. Durante el combate, Holyfield sufrió el primer corte de su carrera con un golpe en su ojo, con el codo. La diferencia del combate estuvo en que Holyfield tenía energía para pelear durante los tres minutos de cada asalto y Holmes no, por lo que el combate terminó en decisión unánime para Holyfield.

En el primero de los tres combates que disputó contra el joven Riddick Bowe (ganador de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 en la categoría superpesada), sufrió la primera derrota de su carrera después de una decisión unánime de doce asaltos en Las Vegas. El asalto número diez fue nombrado como el asalto del año por la revista Ring Magazine. Holyfield fue derribado en el undécimo. En 1993, batió a Alex Stewart en una revancha, por decisión unánime y el 6 de noviembre tuvo lugar la esperada revancha ante Bowe por el título mundial.

Para muchos fue el combate más extraño de la historia del boxeo, durante el séptimo asalto la gente comenzó a gritar y correr mientras Holyfield le dijo a Bowe que mirara al cielo. Allí estaba un hombre en un paracaídas volando peligrosamente hacia ellos, pero se enredó en unas luces y cayó en las cuerdas.http://a16.t26.net/avatares/1/7/6/9/16_17692767.jpg?84953 Rápidamente la gente lo tiró y el séquito de Bowe comenzó a golpearle, mientras la mujer de Bowe, embarazada, se desmayó y tuvo que ser hospitalizada. Después de 20 minutos y restablecida la calma, Holyfield recuperó sus títulos mundiales después de una decisión mayoritaria en doce asaltos. El hombre del paracaídas fue llamado "The Fan Man" (el aficionado) y el combate se conoció como el "combate del aficionado". La victoria sobre Bowe le ayudó a ser nombrado como el atleta del año 1993 por la American Broadcasting Company.

Su siguiente combate fue en abril de 1994 ante el ex campeón

peso semipesado y peso pesado de la Organización Mundial de Boxeo, Michael Moorer. Moorer quería ser el primer zurdo en ser campeón del mundo indiscutible. Moorer fue derribado en el segundo asalto, pero ganó el combate por decisión mayoritaria tras doce asaltos. Cuando Holyfield fue al hospital tenía su hombro dañado y le fue diagnosticado un problema cardíaco por lo que tuvo que anunciar su retiro del boxeo. Más tarde el presidente del consejo médico de la Comisión atlética del estado de Nevada creyó que esto pudo ser debido al uso de esteroides anabólicos.

Sin embargo, en el programa de televisión de Benny Hinn Holyfield dijo que sentía bien su corazón y que estaba recuperado. Tras el programa Hinn y Holyfield se hicieron amigos y fue un visitante asiduo del programa. Después pasó su siguiente examen médico de la comisión de boxeo y declaró que ese problema se había debido a la morfina bombeada por su cuerpo. En 1995, volvió a los cuadriláteros ganando en diez asaltos por decisión al que había ganado la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 en los pesos pesados, Ray Mercer, siendo el primero en derribar a Mercer en su carrera.

Después de esta victoria volvió a pelear ante Bowe para terminar una trilogía de combates. Holyfield derribó a Bowe pero éste continuó y derribó en dos ocasiones a Holyfield noqueándolo en el octavo asalto. Holyfield declaró después que contrajo la Hepatitis A después de este combate. En 1996, comenzó el año ganando al ex campeón mundial Bobby Czyz, por nocaut en el sexto asalto y entonces por fin se encontró ante Mike Tyson.

Tyson había recuperado los títulos mundiales del Consejo Mundial de Boxeo y de la Asociación Mundial de Boxeo pero perdió el del Consejo por no querer disputarlo ante el retador número uno, Lennox Lewis. Sin embargo, quiso defender el de la Asociación ante Holyfield y el evento multimillonario se produjo el 9 de noviembre de ese mismo año, en el MGM de Las Vegas y se llamó 'Finally'. Tyson perdió por nocaut técnico en once asaltos después de que el árbitro, Mitch Halpern, parase el combate (Tyson también perdía a los puntos). Holyfield con la victoria hizo historia, al ser la segunda persona en ganar el cinturón de campeón mundial de los pesos pesados en tres ocasiones, tras Muhammad Ali. Al final del combate los técnicos de Tyson reclamaron que su protegido había recibido numerosos cabezazos de Holyfield que habían sido pasados por alto por el árbitro.

Por lo tanto se acordó una revancha entre los dos en el mismo escenario (MGM Grand Garden Arena), que se produjo el 28 de junio del año siguiente, 1997. En un principio el árbitro asignado era Halpern pero el equipo de Tyson protestó y finalmente se asignó el combate a Mills Lane. La pelea se tituló "The Sound and the Fury," y recibió todavía más atención que la anterior, Tyson recibió 30 millones de dólares y Holyfield por su parte 35 millones, que sería el record de dinero pagado a un profesional del boxeo hasta el año 2007 cuando Óscar de la Hoya peleó ante Floyd Mayweather Jr.


La revancha fue calificada como una de las peleas más extrañas de la historia del pugilismo, al comienzo Holyfield fue sancionado por constantes cabezazos a Tyson y éste enfurecido fue descalificado en el tercer asalto por morder ambas orejas a Holyfield. El combate se había parado en una ocasión para atender la herida de Holyfield, que además le había restado puntos a Tyson, pero en la reanudación los constantes intentos de Tyson por morder nuevamente la oreja finalizaron la revancha. Entre el anuncio de la decisión de los jueces y el final del combate se generó una pelea con mucha gente involucrada dentro del cuadrilátero. Después del combate un trozo de oreja de Holyfield fue encontrado en el ring.

Después del incidente a Tyson se le restaron 3 millones de dólares del total pactado y dos días después se disculpó ante Holyfield por los hechos durante el combate. Tyson fue condenado por todos los medios de comunicación aunque tuvo algún defensor como la novelista y comentadora Katherine Dunn que escribió en una columna acerca de la poca deportividad que había demostrado Holyfield en el combate además de criticar a los medios de comunicación por no ser imparciales con Tyson. Años más tarde, en 2004, Holyfield declaró que había perdonado a Tyson por los actos del segundo combate.

El 9 de julio de 1997 la licencia de boxeo de Tyson fue revocada en el estado de Nevada por voto unánime y tuvo que pagar 3 millones de dólares por el pago de los costes de la oreja. El 18 de octubre de 1998 la comisión volvió a votar por devolver la licencia a Tyson y el resultado fue favorable por 4-1.

En su siguiente combate tuvo la revancha ante Michael Moorer, que había recuperado el título mundial de la Federación Internacional de Boxeo. Holyfield lo derribó en cinco ocasiones y el árbitro Mitch Halpern paró el combate entre el octavo y el noveno asalto, por el aviso de Flip Homansky. De esta forma volvió a unificar un título mundial, el de la WBA con el de la IBF. En 1998 sólo peleó en una ocasión, en una defensa obligatoria ante Vaughn Bean, que fue derrotado por decisión en el Georgia Dome. Por primera vez, se dudó de si la edad había disminuido la capacidad de Holyfield para ser campeón mundial.

El 13 de marzo de 1999 se enfrentó al campeón del Consejo Mundial de Boxeo y medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 (peso superpesado), por la unificación de los títulos mundiales, en Nueva York ante Lennox Lewis. La pelea se desarrolló favorablemente a Lewis pero finalmente se declaró nula bajo las protestas de los aficionados. Holyfield declaró que había tenido problemas en el estómago y calambres en la pierna. Las tres organizaciones principales ordenaron a Holyfield y a Lewis una revancha inmediata y ocho meses más tarde, esta vez en Las Vegas, Lewis ganó la pelea por decisión unánime, haciéndose con los títulos. Holyfield declaró después que se había encontrado bien pero tenía que haber sido un poco más duro con Lewis para hacerse con la victoria. 
 
En el año 2000, Lewis se negó a defender su título de la Asociación ante John Ruiz, por lo que éste se hizo con el título y lo defendió ante Holyfield en agosto de ese año. Ruiz perdió el combate y el título, en una controvertida pero unánime decisión de los jueces en doce asaltos convirtiéndose Holyfield en el primer boxeador de la historia en conseguir por cuarta vez el título mundial de los pesos pesados,
tras haberlo conseguido anteriormente ante James "Buster" Douglas, Riddick Bowe y Mike Tyson. Holyfield culpó su apagado combate a tener un tímpano roto.



Siete mese más tarde, en marzo de 2001, Ruiz tuvo la revancha y ganó el combate, después de derribar a Holyfield y ganar finalmente en doce asaltos por decisión, siendo así el primer hispano en la historia en ganar el título mundial de los pesos pesados. El 15 de diciembre de ese año volvieron a encontrarse para terminar la trilogía, pero el combate se declaró empate y Ruiz mantuvo su cinturón mundial de la Asociación Mundial. En 2002, tuvo un combate en junio ante el ex campeón mundial Hasim Rahman, para determinar quien se enfrentaría a Lewis en la próxima ocasión. Holyfield lideraba dos de las tres tarjetas de los jueces en el momento de parar el combate en el octavo asalto por un grave hematoma en la frente de Rahman, causado por un cabezazo durante el combate. Holyfield estaba mejor en las tarjetas y fue declarado vencedor por decisión técnica.

La Federación Internacional de Boxeo decidió quitar su título a Lewis por negarse a defenderlo ante el promocionado de Don King, Chris Byrd. Por esta razón se decidió que el ganador entre Holyfield y el ex campeón mundial de la Organización Mundial de Boxeo, Byrd, fuese finalmente el campeón. Así, el 14 de diciembre de 2002, Holyfield intentó nuevamente conseguir por quinta ocasión el título mundial de los pesos pesados, pero perdió por decisión unánime en doce asaltos.

El 4 de octubre de 2003, Holyfield perdió otra vez ante el ex campeón mundial del peso medio y peso crucero, James Toney, por nocaut técnico cuando su esquina lanzó la toalla en el noveno asalto del combate. A los 42 años, Holyfield retornó a los cuadriláteros para enfrentarse a Larry Donald, el 13 de noviembre de 2004, pero perdió su tercer combate consecutivo en doce asaltos por decisión unánime. En agosto de 2005, el New York Daily News anunció que la Comisión atlética del estado de Nueva York le negó la licencia y decretó una suspensión médica que le impedía combatir en otros estados por "disminución de habilidades y pobres resultados", a pesar de cumplir los requisitos en los test médicos. 


Al mismo tiempo, Holyifield se vió envuelto en una polémica por el uso de anabólicos y anfetaminas para aumentar su rendimiento deportivo, viéndose inmerso en un fraude millonario a un laboratorio.

Al principio, fue criticado por su reaparición tras sus derrotas ante Toney y Donald pero declaró que no habían sido el resultado de la vejez sino de una herida en el hombro que le impedía moverse con naturalidad



En su regreso, al primer combate después de Donald, el 18 de agosto de 2006, derrotó por nocaut técnico en dos asaltos a Jeremy Bates en el American Airlines Center de Dallas, Texas. Tras este combate derrotó a Fres Oquendo por decisión unánime el 10 de noviembre en San Antonio, Texas, después de derribarle en el primer minuto del primer asalto y conseguir unos marcadores de 116-111, y 114-113 en dos ocasiones.

El 17 de marzo, derrotó también a Vinny Maddalone por nocaut técnico cuando la esquina de Maddalone lanzó la toalla para salvarlo de graves lesiones.

El 30 de junio de ese mismo año peleó ante Lou Savarese, derribándolo en dos ocasiones, en el cuarto y en el noveno asaltos para terminar ganando por decisión unánime. El 10 de marzo Holyfield hizo un anuncio público en el que dijo que haría su propia investigación sobre el uso de esteroides, para limpiar su nombre. En septiembre fue otra vez unido al HGH, cuando se le nombró en una investigación a Signature Pharmacy, en Orlando. Signature Pharmacy está bajo investigación por venta ilegal de esteroides y HGH a varios atletas profesionales. Tras el combate ante Savarese volvió a tener una opción para conseguir el título mundial de los pesos pesados, ante Sultan Ibragimov, pero perdió ese combate el 13 de octubre por decisión unánime (118-110 y 117-111 en dos ocasiones).

El 20 de diciembre de 2008 combatió por el título de los pesos pesados de la Asociación, contra Nikolái Valúev en el Hallenstadion de Zúrich, Suiza. Holyfield recibió la cantidad más baja de su carrera con un título mundial en juego, unos 750.000 dólares, pesando 214 libras por las 310 de su rival.Finalmente Valuev ganó por decisión mayoritaria, aunque el resultado fue muy discutido, uno de los jueces marcó 114-114 y los otros 116-112 y 115-114 para el ruso. El ambiente del boxeo sintió que los jueces le privaron a Holyfield del título y de convert
irse en el campeón más longevo y prolífico de todos los tiempos.


El legado de Evander Holyfield todavía no está cerrado. Y su deseo es retirarse con el campeonato mundial de la máxima división, quimera que ha buscado con igual ahínco, frustración y perseverancia durante la última década.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario