jueves, 14 de marzo de 2013

PERFILES - WILT CHAMBERLAIN, Parte I (1936-1999)



LA OSA MAYOR



Wilton Norman "Wilt" Chamberlain (Filadelfia, Pennsylvania; 21 de agosto de 1936 – Los Ángeles, California; 12 de octubre de 1999) fue un destacado jugador estadounidense de baloncesto que militó en Philadelphia/San Francisco Warriors, Philadelphia 76ers y Los Angeles Lakers. Conocido como Wilt the Stilth o The Big Dipper, es recordado como uno de los jugadores de baloncesto más dominantes de todos los tiempos por las increíbles estadísticas y logros que cosechó durante su carrera profesional. El poder de rebote y la capacidad de ataque de Wilt Chamberlain fueron dos de los sellos que le permitieron convertirse en una de las máximas leyendas del básquetbol.

Nació en el seno de una familia con nueve hijos. En sus primeros años en el colegio destacó como un completo competidor en atletismo, con estadísticas destacadas en disciplinas de salto. Descubrió el baloncesto en séptimo grado, descubriendo enseguida que era un deporte ideal para él. Ya medía 2,11 metros cuando entró en el Instituto Overbrook de Filadelfia. Allí se mostró como uno de los jugadores más dominantes en High School de todos los tiempos.

Wilt decidió no seguir en la Universidad durante su último año porque no quería sufrir las defensas zonales que le colocaban tres, y hasta cuatro defensores. Por entonces, los universitarios no podían entrar en la NBA hasta que se graduaran, por lo que terminó jugando en los Harlem Globetrotters durante ese año.

En este intervalo, Chamberlain jugó una temporada con los Harlem Globetrotters. Abe Saperstein, entrenador de los Trotters, tenía el dilema de poseer dos grandes pívots: Meadowlark Lemon, conocido como "Clown Prince", y el propio Chamberlain. Saperstein aprovechó a Wilt como base, posición en la que pudo mostrar su capacidad de tiro, de pase y sus habilidades penetrando a canasta. Chamberlain fue, posiblemente, el jugador más alto que se haya visto en una cancha jugando en la posición de base. Su camiseta con el número 13 fue retirada como homenaje. Tras esa temporada, fue seleccionado en la tercera posición del Draft de la NBA por Philadelphia Warriors, aunque fue en realidad una elección territorial.

En su primera temporada con los Warriors (1960), Chamberlain fue el máximo anotador de la liga, promediando 37,6 puntos por partido, y máximo reboteador, con 27. Fue nombrado MVP del All-Star tras anotar 25 puntos y coger 27 rebotes durante la victoria del Este sobre el Oeste. También se convirtió en el primer jugador (posteriormente lo haría también Wes Unseld en 1969) en ser nombrado MVP y Rookie del Año en la misma temporada. Con Wilt de pívot, los Warriors pasaron en un año de ser los peores de su división a poseer el segundo mejor récord de la NBA. Sin embargo, fueron eliminados en las Finales de Conferencia por Boston Celtics, algo que se repetiría muchas veces en su carrera.

Desde que los Celtics fueron colocados en la misma división del Este que los Warriors, Chamberlain y sus compañeros no pudieron alcanzar las Finales de la NBA ya que siempre caían derrotados por los "verdes". Aquéllos fueron los míticos Celtics que lograron 11 anillos en 13 temporadas liderados por Bill Russell.

Sin embargo, Chamberlain se estableció como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. En sus primeros cinco años en la liga, sus promedios fueron 37.6 puntos por partido y 27 rebotes (1960), 38,4 ppp y 27,2 rpp (1961), 50,4 ppp y 25,7 rpp (1962), 44,8 ppp y 24,3 rpp (1963), 36,9 ppp y 22,3 rpp (1964) y 38,9 ppp y 23,5 rpp (1965). El jugador que más se ha acercado a esos promedios de anotación ha sido Elgin Baylor, promediando 38,3 puntos por partido en la temporada 1961-62. La siguiente mejor actuación reboteadora fue de Bill Russell, con 24,7.

En 1963 los Warriors se mudaron a San Francisco, y en 1964 Chamberlain y sus San Francisco Warriors perdieron con Boston Celtics en las Finales de la NBA. Tras esa temporada, Wilt fue traspasado a Philadelphia 76ers.

De vuelta a la Conferencia Este, la dinastía de los Celtics frustró de nuevo a Chamberlain en su camino hacia las Finales. La final de conferencia de ese año llegó al séptimo y definitivo partido muy igualada, siendo finalmente ganada por los Celtics en un final legendario, cuando Hal Greer intentó pasar el balón a un compañero y John Havlicek la robó para dar la victoria a Boston.

Chamberlain fue la pieza central de los 76ers de 1967 que incluían a los por entonces futuros miembros del Hall of Fame Greer y Billy Cunningham, además de otros jugadores fundamentales como Chet Walker y Luke Jackson. En los primeros 50 partidos de la liga el equipo llevaba un balance de 46-4, yendo en progresión por entonces de conseguir 68 triunfos. En playoffs por fin vencieron a los Celtics, cortándoles así su racha de ocho anillos consecutivos, antes de conseguir el título de la NBA ante San Francisco Warriors en seis partidos. En esa serie, Wilt promedió unos relativamente modestos 17,7 puntos por partidos, aunque también unos increíbles 28.7 rebotes por encuentro. De hecho, su peor partido en la faceta reboteadora fue el sexto, con 23. 

Esta hazaña es más asombrosa teniendo en cuenta que el pívot rival era el imponente Nate Thurmond, que promedió 26,7 rebotes en esa serie. Chamberlain y Thurmond se convirtieron en los 5º y 6º jugadores (y últimos hasta la fecha) en capturar más de 20 rebotes en cada uno de los partidos de las Finales de la NBA. En 1980, esos Philadelphia 76ers fueron votados como el mejor equipo de los primeros 35 años de competición. El propio Wilt dijo que ese fue el mejor equipo de la historia. Chamberlain recibió su tercer MVP esa temporada.

En 1967-68, Chamberlain fue nombrado MVP por cuarta y última vez, mientras se convertía en el primer pívot en liderar la liga en asistencias de la historia, con 702 y 8,6 de promedio. Por tercer año consecutivo, los 76ers tuvieron el mejor registro de la liga, pero los Celtics les eliminaron en siete partidos en las Finales de Conferencia Este.

Al año siguiente, Wilt Chamberlain fue traspasado a Los Angeles Lakers, donde compartió vestuario con Elgin Baylor y Jerry West, futuros miembros del Hall of Fame, creando una de las más prolíficas máquinas anotadoras de baloncesto de todos los tiempos.

Baylor y Chamberlain, sin embargo, jugaron solo unos pocos partidos como compañeros de equipo debido a la retirada de uno por problemas familiares y de equipo, y a la lesión de rodilla del otro. Esta lesión limitó el número de partidos que jugó ante el joven pívot de Milwaukee Bucks Kareem Abdul-Jabbar, por entonces conocido como Lew Alcindor. El pívot de los Lakers fue el único jugador capaz de taponar uno de sus míticos "sky-hook" (ganchos). Esa temporada los Lakers perdieron en la final ante unos viejos pero batalladores Celtics.

En 1970, la adquisición de Gail Goodrich reforzó el juego ofensivo de los Lakers tras la pérdida de Baylor. En las Finales, perdieron ante New York Knicks, uno de los mejores equipos defensivos de la era post-Russell-Celtics. Ambos equipos disputaron una difícil y competitiva serie, pero en el quinto partido Willis Reed sufrió una seria lesión de rodilla. Los Knicks ganaron ese encuentro, pero en el siguiente fueron destrozados por el juego ofensivo de Wilt Chamberlain, y todo parecía indicar que jugarían el séptimo y definitivo partido sin su pívot titular. Sin embargo, Reed, cojeando, le ganó el salto inicial a Chamberlain y anotó los cuatro primeros puntos de su equipo, llevando a su equipo a uno de los partidos de playoffs de desempate más famosos de todos los tiempos. Aunque Reed solo pudo jugar una pequeña parte del partido, y cuando lo hizo realmente le costaba moverse, Chamberlain anotó solamente 21 puntos (cuando esa temporada su promedio era de 27,3) en 16 tiros, muchos para un séptimo partido de unas Finales. Además, en la línea de tiros libres firmó un triste 1/11, quizás su peor partido jamás visto en esta faceta.

En 1971 los Lakers realizaron un notable movimiento firmando al antiguo jugador de los Celtics Bill Sharman como entrenador. Sharman explotó todas las cualidades defensivas de Chamberlain. Este experimento resultó ser muy exitoso, siendo Wilt elegido en el mejor quinteto defensivo de la temporada por primera vez en su carrera, y con los Lakers batiendo su récord de victorias, 69, incluyendo la mítica racha de 33 victorias consecutivas, la más larga en la historia del deporte americano profesional. Chamberlain, poco impresionado, ironizó: "Yo jugué con los Harlem Globetrotters y ganamos 445 partidos seguidos".

Chamberlain y West ganarían su primer y único título con los Lakers en 1972, en la primera temporada sin Baylor. Este equipo también incluía a los aleros Jim McMillian, un anotador, y al especialista reboteador y defensivo Happy Hairston. En las series ante los Knicks, Wilt promedió 19,2 puntos por partido, siendo elegido MVP de las Finales, principalmente por su increíble aportación en el rebote. En el partido final anotó 23 puntos y recogió 29 rebotes, a pesar de tener dañada su muñeca derecha. Durante la serie promedió 23,2 rebotes por encuentro, a la edad de 36.

Al año siguiente, la que sería su última temporada como jugador profesional con 37 años, Chamberlain todavía lideraba la liga en rebotes con un promedio de 18,6, mientras firmaba un récord NBA gracias a su 72,7% en tiros de campo. 

Un autèntico fenòmeno de la naturaleza, wilt poseìa la fortaleza,potencia y robustez de un pìvot, pero la velocidad, destreza y agilidad de un base. Incluso una dècada luego de su retirada, desafiò los cànones de la època y coqueteò con la vuelta a la Liga a sus casi 50 años.

Casi todos recuerdan a Wilt Chamberlain como el hombre que, en cierta ocasión, metió 100 puntos en un solo partido. La gente poco menos que le considera un mito. "Sé que todos me recordarán por esos 100 puntos que metí, me guste o no", decía Wilt. Pero su legado va más allá de esas tres simples cifras. Recordar a Wilt Chamberlain sólo por la noche en la que consiguió 100 puntos es hacer un flaco favor a su memoria. Este fenómeno de la naturaleza extendió su dominio físico y mental por muchas otras facetas de su vida y su actividad deportiva. 

Pocos años más tarde, era presidente de la Federación de Voley de todo el país después de hacer algún caprichoso pinito en esta disciplina y alternativamente le dio por las pantallas de la televisión y del cine ''Conan, el destructor' (1984)- mientras no abandonara los gimnasios, rechazara varias veces pasar al circo americano de la lucha o combatir con Muhammad Alí o lanzar para los Oriols de Baltimore en béisbol al término de sus años mozos, durante los que llegó a bajar de los once segundos en los cien, ganar tres veces el salto de altura del colegio, lanzar el peso a más de 17 metros o subir de los 15 en el triple salto.

Pese a haber legado su vida deportiva a una sola cosa, Wilt Chamberlain era un superhombre, un gigante dotado de una habilidad y fuerza extraordinarias. Y como algo había que hacer, el baloncesto no era mala opción. 

Después de retirarse siguió en activo y participó en la maratón de Honolulú y en las 50 millas de Canadá. Aunque deportivamente hablando no pudo llegar al nuevo milenio, el mundo del deporte le sigue teniendo muy presente. Chamberlain falleció en 1999 a los 63 años de edad.
 

Trayectoria:

-Harlem Globetrotters (1958–1959)
-Philadelphia/San Francisco Warriors (1959-1964)
-Philadelphia 76ers (1965-1968)
-Los Angeles Lakers (1968-1973)

Titulos:

NBA Rookie del Año (1960)
MVP de la temporada (4 veces)
MVP de las Finales (1972)
MVP All-Star NBA (1960)
MVP Final Four NCAA (1957)
NBA Equipo 50º Aniversario (1997)
2 Anillos de Campeón de la NBA (1965, 1972)
Miembro del Basketball Hall of Fame (1984) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario