martes, 23 de abril de 2013

EQUIPOS - NEW YORK KNICKS, parte II (1985-)




LA MÌSTICA KNICKERBOCKER (capìtulo II)



Patrick Ewing fue seleccionado en el Draft de 1985 por los Knicks. Como resultado de una pobre temporada en 1984–85, el equipo fue incluido en la primera lotería realizada en el Draft de la NBA. En ésta ganó la primera selección de primera ronda, eligiendo al pívot estrella de la Universidad de Georgetown Patrick Ewing

La era de Patrick Ewing (1985-2000)

En su primera temporada, Ewing fue el primero en las estadísticas de los novatos en puntos anotados (promedio de 20 por partido) y rebotes (promedio de 9 por noche), con la carga adicional de hacerse con los galones de titular desde el primer momento, ya que ni King, todavía lesionado, ni Bill Cartwright, que jugó sólo 2 partidos, pudieron hacer nada. Ganó el premio al mejor novato del año, convirtiéndose en el primer jugador de los Knicks en recibir ese galardón.28 El equipo no tendría el mismo éxito, ya que sufrirían un récord negativo durante las dos primeras temporadas con Ewing en él.

 
La suerte cambió cuando en la temporada 1987-88 fue contratado Rick Pitino como entrenador, y la selección del base Mark Jackson en el puesto 18 del draft.29 Sumado eso al gran juego desarrollado por Ewing, llegaron a los playoffs, donde fueron derrotados por los Celtics en primera ronda.30 La temporada siguiente fue aún mejor, debido al traspaso del pívot reserva Bill Cartwright a cambio del ala-pívot de los Bulls Charles Oakley previo al inicio de la temporada.31 Ese año lograron 52 victorias contra 30 derrotas, que les valió el título de división casi veinte años después de la última vez. En la primera ronda de los playoffs, derrotaron a los 76ers pero cayeron ante Chicago Bulls en las semifinales de conferencia.

 
Antes del inicio de la temporada 1989-90, ocurrieron un par de cambios significativos. Pitino dejó el equipo para dirigir a la Universidad de Kentucky,34 y Stu Jackson se convirtió en el nuevo entrenador. Con un récord de 45–37, el equipo alcanzó los playoffs, en cuya primera ronda derrotó a los Celtics, pero perdieron con el equipo que sería campeón de la liga, Detroit Pistons. En 1990–91, el equipo, contrató a John McLeod como entrenador a comienzos del año, sufrió un récord negativo de 39–43 y serían eliminados en la lucha por el título por el equipo que finalmente sería el campeón, Chicago Bulls.

 
Sintiendo la necesidad de contar con un mejor entrenador si el equipo aspiraba a ser candidato al título, el nuevo presidente Dave Checketts contrató a Pat Riley antes del comienzo de la temporada 1991-92. Riley, que ganó cuatro campeonatos durante los años 80 con Los Angeles Lakers,35 inculcó a su equipo una defensa muy física y asfixiante que inmediatamente dio sus frutos. Esa temporada, con el favorito de la afición, John Starks, en sus filas, lograron un récord de 51–31, que le alcanzó para empatar en el primer puesto de la División Atlántico. Tras derrotar a los Pistons en la primera ronda, caerían ante los Bulls en una serie muy igualada, resuelta en el séptimo y definitivo encuentro.

 
La temporada 1992–93 fue aún más exitosa que la anterior. Antes del comienzo de la misma, los Knicks traspasaron a Mark Jackson y a Stanley Roberts a Los Angeles Clippers a cambio de Charles Smith, Doc Rivers, y Bo Kimble, además de adquirir a Rolando Blackman de los Dallas Mavericks. El equipo ganó el título de división con un balance de 60 victorias y 22 derrotas. El equipo alcanzó las finales de conferencia, donde se enfrentarían nuevamente a los Bulls. Tras llevar la ventaja en los dos primeros partidos, perdieron la serie al ser derrotados en los últimos cuatro.

 
Después de lo que sería la primera retirada de Michael Jordan del baloncesto antes del inicio de la temporada 1993–94, muchos vieron esta ocasión como la oportunidad de los Knicks de finalmente alcanzar las finales de la NBA. El equipo, que contrató a Derek Harper de Dallas Mavericks mediada la temporada a cambio de Tony Campbell, obtuvo nuevamente el título de la División Atlántico con un récord de 57–25. 

 
En los playoffs, el equipo jugó 25 partidos, que es un récord de la NBA; ganaron a New Jersey Nets en primera ronda y finalmente pudieron derrotar a los Bulls en la segunda ronda después de siete partidos. En las finales de la conferencia se enfrentaron a Indiana Pacers, quienes llevaban la ventaja de la serie 3-2 al término del quinto partido. Sin embargo, los Knicks ganaron los siguientes dos encuentros y lograron el título de la Conferencia Este, que no alcanzaban desde 1973, y el pase a las finales de la NBA.

Don Nelson dirigió al equipo en la temporada 1995-96. En las finales se disputaron siete partidos con baja anotación en todos ellos, entre los Knicks y Houston Rockets. Los dos primeros, celebrados en Houston, se saldaron con una victoria para cada equipo. Pero los Knicks ganaron dos de tres partidos en el Madison Square Garden quedando a una única victoria de lograr un campeonato tras 21 años de sequía. 


En el sexto partido, sin embargo, un lanzamiento de John Starks en el último segundo, que si entraba les daba el campeonato fue taponado por Hakeem Olajuwon, dando la victoria a los Rockets por 86–84 y forzando un séptimo y definitivo partido. Los Knicks perdieron 90–84, debido en parte a la baja efectividad de Starks, que convirtió 2 de 18 lanzamientos, y al rechazo por parte de Riley de sacarlo de la cancha, a pesar de tener en el banquillo a jugadores como Rolando Blackman y Hubert Davis reconocidos ambos como buenos tiradores.
 
Al año siguiente, quedarían segundos en la división con un récord de 55–27. Derrotaron a Cleveland Cavaliers antes de enfrentarse nuevamente a los Pacers en la segunda ronda.42 Ya en el primer partido se manifestó el cariz que tomaría la serie, cuando Miller nuevamente se convertiría en una piedra en el camino de los Knicks anotando ocho puntos en los últimos ocho segundos para darle la victoria a los Pacers por 107–105. La serie se extendería hasta el séptimo partido, en el cual Patrick Ewing erró el último intento para empatar el partido, logrando así la victoria los Pacers por 97–95. Riley renunció al día siguiente, y los Knicks contratarona Don Nelson como su nuevo entrenador.

Jeff Van Gundy, entrenador de los Knicks entre 1995 y 2002.
Durante la temporada 1995–96, Nelson fue despedido cuando habían transcurrido 59 partidos, y, en vez de ir en busca de otro entrenador reconocido, contrataron a un experimentado asistente técnico, Jeff Van Gundy, quien no tenía experiencia previa como entrenador principal. Los cambios comenzaron en el mes de febrero, cuando Charles Smith fue traspasado junto al rookie Monty Williams a San Antonio Spurs, a cambio de J.R. Reid y Brad Lohaus. Días antes, Herb Williams y Doug Christie fueron enviados a Toronto Raptors a cambio de Willie Anderson y Victor Alexander. Los Knicks finalizaron con un récord de 47–35 ese año, y eliminó a Cleveland Cavaliers en la primera ronda de los playoffs y luego perdió con el que sería el equipo campeón, los Chicago Bulls, en cinco partidos.

 
En la temporada 1996–97, con las incorporaciones de jugadores como Larry Johnson y Allan Houston, lograron un récord de 57–25. En los playoffs, barrieron a Charlotte Hornets en la primera ronda antes de enfrentar a Miami Heat (dirigido por Pat Riley) en la segunda. Los Knicks llevaban el liderazgo de la serie por 3–1 pero una tangana al final del quinto encuentro concluyó con la suspensión de jugadores claves. La mayoría de los jugadores suspendidos de los Knicks, Ewing en particular, fueron sancionados no por haber participado en el altercado en sí mismo, sino por violar una regla de la NBA que estipula que un jugador que está en el banquillo no puede abandonarlo durante una pelea. 


Con Ewing y Houston suspendidos para el sexto partido, Johnson y Starks suspendidos para el séptimo, y Charlie Ward suspendido para ambos, los Knicks perdieron la serie. La temporada 1997–98 estuvo marcada por la lesión que sufrió en la muñeca Ewing el 20 de diciembre, por la que se perdió el resto de la temporada regular y la mayor parte de la postemporada.46 El equipo, que había finalizado con un balance de 43–39, derrotó a los Heat en la primera ronda de la postemporada antes de enfrentarse nuevamente a los Pacers en la segunda. 

Esta vez, los Pacers vencieron fácilmente en cinco partidos, con Reggie Miller encestando otra vez un lanzamiento de triple en los últimos segundos del cuarto juego para acabar con las esperanzas de los aficionados de los Knicks. Por cuarto año consecutivo, los Knicks habían sido eliminados en la segunda ronda de los playoffs. El Madison Square Garden, en su cuarta reconstrucción, es el pabellón del equipo desde 1968.
 
Antes del comienzo de la temporada 1998–99, que se vería recortada en su duración debido a la huelga de los jugadores,48 Starks fue enviado como parte de un traspaso a Golden State Warriors a cambio del base Latrell Sprewell,49 además del cambio de Charles Oakley por Marcus Camby. Entraron con lo justo a la postemporada con un récord de 27–23. Comenzaron sorprendiendo al vencer al clasificado en el primer puesto de la Conferencia Este, Miami Heat después de que Allan Houston encestara un lanzamiento faltando 8 décimas de segundo para finalizar el quinto y decisivo encuentro.


Esta era la segunda vez que un clasificado en el octavo puesto derrotaba al primer clasificado en la postemporada en la historia de la NBA. Batieron a Atlanta Hawks en la segunda ronda por cuatro a cero y así lograron el pase a las finales de conferencia, donde se verían las caras nuevamente con los Pacers. A pesar de no poder contar con Ewing debido a una lesión antes del tercer partido, los Knicks ganaron la serie convirtiéndose en el primer equipo que después de haber accedido a los playoffs en el octavo puesto logró llegar a las finales de la NBA. Sin embargo, en las finales, San Antonio Spurs, con sus estrellas David Robinson y Tim Duncan, fueron demasiado contra el debilitado equipo de los Knicks a causa de las lesiones, que perdieron en cinco partidos.
 
La temporada 1999–2000 fue la última de Ewing en Nueva York, logrando el equipo un récord de 50–32 y perdiendo en las finales de conferencia frente a los Pacers. Al término de la misma se vió envuelto en un multitudinario traspaso con cuatro equipos implicados, acabando en los Seattle Supersonics, y la era Ewing, que produjo muchas actuaciones exitosas en la postemporada aunque ningún campeonato de la NBA, llegó a su fin.

 
Una época de transición (2000-2003)

 
A pesar de haber perdido a Ewing, los Knicks tuvieron una buena temporada regular en 2001, con un récord de 48–34 que le permitió llegar a los play-offs. Sin embargo en esta etapa, cayeron en cinco partidos ante Toronto Raptors,53 siendo la primera vez en la década que no alcanzaron la segunda ronda de los playoffs.
El declive no tardaría en llegar. Tras un arranque de temporada con un balance de 10–9, el equipo se vio sorprendido por la repentina renuncia del entrenador Jeff Van Gundy. Don Chaney fue contratado como nuevo entrenador y llevó el equipo a un balance al final de la temporada de 30–52, provocando que por primera vez desde la temporada 1986-87 no se clasificaran para los playoffs.

 
Intentaron armar un equipo competitivo en la temporada 2001–02 mediante una serie de contrataciones y cambios. Entre los jugadores contratados estaban Shandon Anderson y Howard Eisley, ambos con abultados contratos a largo plazo. Estos movimientos fueron criticados por diversos analistas y aficionados del equipo, no solamente porque consideraban que estos jugadores estaban siendo sobrevalorados en relación con sus recientes actuaciones, sino que además ocupaban gran parte del límite salarial. Se notó una leve mejoría en el equipo, pero la temporada 2002–03 no fue exitosa y nuevamente se quedaron fuera de la postemporada. Stephon Marbury fichó por los Knicks en 2004 pero su rendimiento no fue el esperado. 


Isiah Thomas, en los despachos y en el banquillo (2003-2008)
 
Tras un comienzo de 15–24 en la temporada 2003-04, el equipo entró en una profunda transformación, tanto en sus directivos como sus jugadores. El 22 de diciembre de 2003 se produjo un cambio en la presidencia del equipo, Scott Layden abandono el cargo, siendo sustituido por Isiah Tomas,56 y contrató como entrenador a Lenny Wilkens en lugar de Don Chaney. Al mismo tiempo, Thomas realizó un gran recambio de jugadores, incluyendo la contratación del base estrella Stephon Marbury. Se clasificaron para los playoffs ese año con un balance de 39–43, pero fueron barridos por los New Jersey Nets en la primera ronda.

 
La gestión de Thomas al frente de los Knicks fue duramente criticada, fichando jugadores excesivamente caros, como Stephon Marbury, Jamal Crawford, Jerome James, Malik Rose, Jalen Rose o Steve Francis, y realizando traspasos poco beneficiosos para su equipo, como los de Penny Hardaway, Jerome Williams o Maurice Taylor. También tuvo aciertos, como las adquisiciones en el draft de David Lee, Trevor Ariza (posteriormente traspasado), Nate Robinson y Wilson Chandler.

 
La temporada 2004-05 fue menos exitosa que la anterior, logrando un récord de 33–49. Wilkens renunció en el transcurso de la temporada, y Herb Williams asumió como entrenador interino por el resto de la misma. Durante el receso, firmaron un contrato con Larry Brown por $50 millones a 5 años, con la esperanza de que los lideraría nuevamente a los playoffs, pero fracasó, y económicamente fue un desastre, ya que su indemnización fue de 18,5 millones de dólares.

 
Fue el propio Isiah Thomas el que se hizo cargo del banquillo, pero las cosas no mejoraron. Durante el draft de 2007, Thomas traspasó a Channing Frye y Steve Francis a Portland Trail Blazers a cambio de Zach Randolph, Fred Jones y Dan Dickau.59 Además, seleccionaron a Wilson Chandler en el puesto 23, adquirieron los derechos de Demetris Nichols, traspasando a Deickau a los Clippers a cambio de Jared Jordan. Con todos esos cambio, los Knicks apenas ganaron 10 encuentros más en la temporada 2006-07, volviendo a las cifras de 2006 al año siguiente y quedaron en ambas ocasiones nuevamente fuera de los playoffs.
 

Una nueva era con Mike D'Antoni (2008-2012)

En la primavera de 2008 se pretendió dar un giro a la situación, nombrando general manager al neoyorkino Donnie Walsh, y contratando como entrenador a Mike D'Antoni. Walsh volvía a Nueva York tras dos décadas en los Indiana Pacers, mientras que D'Antoni llegaba tras 4 temporadas en Phoenix Suns con más de 50 victorias y tres títulos de la División Pacífico.61 En el draft de esa temporada, eligieron en la sexta posición al italiano Danilo Gallinari. Firmaron también al veterano base Chris Duhon usando parte de la exención de su límite salarial. Poco después traspasaron a Jamal Crawford a Golden State Warriors a cambio de Al Harrington y enviaron a su mejor anotador, Zach Randolph, junto con Mardy Collins a Los Angeles Clippers a cambio de Cuttino Mobley y Tim Thomas.

 
El 18 de febrero de 2010, los Knicks se hicieron con los servicios de Tracy McGrady y de Sergio Rodríguez, en un intercambio a tres bandas que enviaba a Jordan Hill, Jared Jeffries, Kevin Martin y dos rondas de draft protegidas a Houston Rockets, y a Larry Hughes, Carl Landry y Joey Dorsey a Sacramento Kings.62 A pesar de las nuevas adquisiciones, los Knicks se quedaron fuera de playoffs por sexto año consecutivo.

 
Tras el parón del All-Star Game de la NBA 2011, los Knicks, Denver Nuggets y Minnesota Timberwolves llegaron a un acuerdo en el que Carmelo Anthony y Chauncey Billups recalaban en los Knicks a cambio de Timofey Mozgov, Danilo Gallinari, Wilson Chandler y Raymond Felton. 


Con este traspaso, los Knicks consiguen reunir en su equipo a dos jugadores franquicia (Carmelo y Stoudemire) después de muchos años sin grandes figuras en su plantilla. Los Knicks finalizaron la temporada en séptima posición y con un global de 42-40. En playoffs fueron barridos por los Celtics en primera ronda con un contundente 4-0. Tras el lockout de 2011 en la NBA, los Knicks se hicieron con el hábil defensor Tyson Chandler procedente de los vigentes campeones Dallas Mavericks a cambio de Andy Rautins. 

Para liberar espacio salarial, enviaron a Ronny Turiaf a Washington Wizards por 3 millones de dólares. Con la marcha como agente libre de Billups, los Knicks firmaron por el mínimo de veterano a Mike Bibby. Así mismo, se hicieron con el potente Baron Davis en diciembre de 2011 y el rookie Iman Shumpert se hizo un hueco en el equipo.
 
Los Knicks comenzaron la temporada 2011-12 de manera irregular, y para febrero de 2012 llevaban un global de 8-15. Ese mes, D'Antoni le dio la oportunidad de la titularidad al desconocido Jeremy Lin, el cual causó sensación desde el principio y se convirtió en un fenómeno mediático, consiguiendo liderar a los Knicks debido a las lesiones de Anthony y Stoudemire. Ese mismo mes firmaron a J.R. Smith, lo cual, sumado a la recuperación de Carmelo, mejoraron los resultados de los Knicks. 


Con la contrataciòn de Mike Woodson y el reconocimiento de Anthony en la categorìa de superestrella de la liga, los Knicks mantienen vivas sus esperanzas de Playoffs. A cuatro dècadas de su ùltimo anillo de campeòn aùn buscan alcanzar la tierra prometida, devolviendo a la mìtica franquicia a un sitio de èlite dentro de la Asociaciòn. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario