jueves, 4 de julio de 2013

GRANDES JUEGOS - CHICAGO BULLS vs. BOSTON CELTICS (Playoffs de NBA, 1986)





MJ, TODOPODEROSO



Han pasado mas de 25 años desde que Bob Ryan escribió estas líneas en The Boston Globe: "Los Celtics sobreviven al récord de Jordan: lo más fascinante es que, para conseguir sus 63 puntos, Michael Jordan no necesitó de jugadas especiales o sistemas particularmente diseñados para él". Ryan escribía esas lìneas en una vieja máquina de teclas, en la oficina bostoniana del venerable Globe, el domingo 20-4-1986 porque Michael Jeffrey Jordan había batido en el Boston Garden el récord de anotación de los playoffs de la NBA: 63 puntos a los Celtics, después de dos prórrogas, dejando atrás la marca anterior de Elgin Baylor (Lakers): 61 pts., en 1962, en ese mismo recinto. 

"Lo que me sigue asombrando", recuerda hoy Ryan, es que Jordan hizo eso dentro de la dinámica normal del juego, pero dando la impresión de anticiparse en la respuesta a cada ajuste defensivo de los Celtics. Era como si Michael hubiera construido su propia dimensión". Jordan jugó 53 minutos de 58 posibles, para anotar 22/41 en tiros de campo y 19/21 desde la personal. "Esto no volverá a ocurrir", había sentenciado Kevin McHale cuando Jordan maltratò a los Celtics con 49 puntos en el primer partido de la serie. En el segundo, aquel 20-04-86, K. C. Jones, entrenador de los Celts, lanzó sobre Jordan a Dennis Johnson, su mejor defensor. Consigna: Stop Michael. 

Larry Bird y el gran equipo de Boston (que luego fue campeón) se enfrentó a una sola maravilla, un diluvio de penetraciòn y anotaciòn que eliminó por faltas a cuatro celtics. "Era tan bueno que te quedabas mirándolo", diría Danny Ainge. Los Celtics ganaron 135-131, con 36 puntos de Larry Bird, que esculpió palabras de leyenda: "No creí que nadie pudiera hacer esto contra los Celtics en el Boston Garden. Hoy era Dios disfrazado de Michael Jordan". 


Clip - Highlights del partido:



No hay comentarios:

Publicar un comentario