viernes, 11 de octubre de 2013

PERFILES - SUGAR RAY LEONARD (1956-)







EL WELTER MÀS COMPLETO

 
 Sugar Ray Leonard (nacido el 17 de mayo de 1956 en Wilmington, Carolina del Norte) es un boxeador estadounidense retirado que llegó a ser campeón del mundo. La revista The Ring lo colocó el número 9 de la lista de los mejores boxeadores históricos libra por libra.

 
El nombre de Ray le vino por la admiración de su madre Getha por el cantante Ray Charles. Leonard se interesó verdaderamente por el boxeo a los 14 años, después de probar en lucha libre, ballet, patinaje y gimnasia. Ray empezó a frecuentar el Centro de Recreo Palmer Park donde ayudaba como voluntario al ex-boxeador Dave Jacobs. 

 
El interés de Ray creció a medida que conocía este deporte y para acallar la voces críticas de su familia que le tildaban de "afeminado". Leonard entrenó con boxeadores mucho más fuertes y grandes que él, lo que le llevó a recibir muchas palizas, pero su calidad y su incremento de peso le hicieron convertirse en el amo y señor del gimnasio. Después de participar en varios torneos regionales fue incluido en la selección nacional, siendo menor de edad. 

 
Después de fracasar en su intento de participar en los Juegos Olímpicos de Munich 1972 acudió a la cita en Montreal 1976 y logró la medalla de oro ganando en la final al cubano Andrés Aldama. Leonard peleó durante los Juegos Olímpicos con fotos de su hijo Ray jr. y la madre de éste, Juanita, en los calcetines. Este hecho, su forma de ser y su buena planta le hicieron ser el ganador olímpico más popular de Estados Unidos. 

 
Leonard debutó en noviembre de 1976, ya con Angelo Dundee en su esquina y sin contrato con ningún promotor, cobró 40.000 dólares, récord para aquella época. En 1979, después de 25 peleas invicto y de haber ganado los títulos de la Federación Americana de Boxeo y el título nacional, le llegó la oportunidad de disputar el título mundial welter del Consejo Mundial de Boxeo, contra el campeón Wilfred Benítez. 

 
Las negociaciones antes de la pelea fueron muy duras ya que Leonard pedía una cifra de siete cifras y la gente de Benítez exigía que el campeón cobrara una bolsa superior. Al final ambos boxeadores cobraron una bolsa superior al millón de dólares, récord en los pesos welters. Leonard ganó por nocaut en el 15º asalto en una precipitada decisión del árbitro, Carlos Padilla, que paró la pelea faltando pocos segundos para el final y cuando la decisión de los jueces era muy ajustada. 

 
Después de esta victoria en el Caesars Palace de Las Vegas, Leonard se casó con Juanita la madre de su hijo en enero de 1980. La primera defensa de Leonard fue Dave "Boy" Green, el cual sucumbió ante Leonard en el cuarto asalto. La siguiente pelea de Leonard fue contra el imbatible campeón ligero desde 1972 hasta 1978, el panameño, Roberto Durán que tenía una derrota en 72 peleas y que poseía un estilo completamente opuesto al suyo.
 La pelea fue un éxito en taquilla sin precedentes y Leonard que era el favorito se llevó una bolsa de 9 millones de dólares. Durán provocó a Leonard antes de empezar la pelea insultándolo y renunciando a chocar los guantes. Durán salió al ring con la intención de convertir la pelea en una guerra y llevar a Leonard a su terreno y lo consiguió. La pelea se desarrolló con un ritmo muy alto y en la media distancia y allí Durán ganó la pelea por decisión unánime.

La revancha no se hizo esperar. Leonard aprendió de los errores de su primer enfrentamiento con Durán y no dejó que este entrase nunca en la pelea, Leonard se movió e hizo valer su velocidad y su excelente juego de piernas y en el octavo round Durán decidió abandonar la pelea argumentando un fuerte calambre estomacal debido a ciertos alimentos ingeridos antes de la pelea. Luego de esto Sugar Ray no le dio la revancha que Durán tanto deseaba sino hasta 9 años después. 

 
La siguiente defensa de Leonard fue contra Larry Bonds al cual ganó en diez asaltos. Leonard en una buena estrategia de despacho subió a los súper welters para ganar a Ayube Kalule, campeón de la Asociación Mundial de Boxeo y conseguir ese título sin perder su corona del Consejo welter. 

 
El 21 de septiembre de 1981 se llevó a cabo la ansiada pelea contra Thomas Hearns, para unificar los títulos del Consejo y de la Asociación en el peso welter. Hearns salió al ataque en esta pelea y corto a Leonard en el segundo, Hearns fue derribado en el sexto y decimotercero pero fue en el decimocuarto cuando una ofensiva de Leonard, que llevaba perdida la pelea a los puntos, obligó al árbitro a parar la pelea. 

 
En febrero del año siguiente, ganó a Bruce Finch en el tercer asalto. Antes de defender sus coronas contra Roger Stafford, se le diagnosticó desprendimiento parcial de retina y anunció su retiro. En mayo de 1984, volvió a los cuadriláteros para ganar con muchos apuros a Kevin Howard. Leonard cayó en el cuarto asalto, la primera vez que caía en toda su carrera, y después de esa pelea, anunció su nuevo retiro de los cuadriláteros.
 

En 1986, anunció su regreso al boxeo con la condición de hacerlo con el campeón unificado, Marvin Hagler. La Federación Internacional de Boxeo y la Asociación Mundial, desposeyeron a Hagler del cinturón mundial y sólo el Consejo Mundial mantuvo a Hagler como campeón. Leonard se llevó 11 millones de dólares y Hagler 13 millones. Leonard ganó una pelea muy igualada y muy táctica en la que el público descaradamente a favor de Leonard influyó en los jueces, que dieron 115-113, 113-115 y un increíble 110-118. 
 
Después de esta pelea ambos boxeadores anunciaron su retirada. En 1988, volvió al boxeo para medirse a Don Lalonde, campeón semipesado del Consejo Mundial y Leonard utilizó su astucia en los despachos para que la pelea se realizara en los límites de la nueva categoría de los supermedios y el Consejo Mundial reconociera esta pelea como título mundial, con lo que Leonard al ganar en el noveno asalto consiguió dos títulos del mundo de dos categorías, algo inaudito. 

 
La siguiente pelea fue contra el primer hombre en ganar cinco coronas mundiales en tantas categorías, Thomas Hearns. La pelea se escenificó en el Caesars Palace de Las Vegas el 12 de junio del 1989. La pelea fue un éxito en taquilla y aunque mucha gente creía que la pelea sería una decepción en vista de toda la parafernalia montada alrededor de la pelea, ambos púgiles no defraudaron y la pelea acabó en combate nulo después de 12 asaltos sin tregua. Leonard cayó en el segundo asalto y en el noveno y aunque estuvo a punto de tumbar a Hearns y apretó mucho en los últimos asaltos, la pelea tenía que haberla ganado Hearns.
 

La siguiente pelea fue el final de la trilogía contra Roberto Durán en diciembre del mismo año. Leonard ganó a los puntos por decisión unánime en una pelea que dejó mucho que desear y donde el público abucheo a los boxeadores. El 9 de febrero del año siguiente un joven Terry Norris en uno de sus mejores momentos ganó por decisión unánime a Leonard dándole una soberana paliza y, a juicio de algunos, perdonándole un nocaut seguro en los últimos asaltos. Después de esta derrota, Leonard volvió a anunciar su retirada. 
 
El 1 de marzo de 1997, con 40 años de edad, seis retirado del boxeo y después de haber entrado en el Salón Internacional de la Fama del Boxeo, perdió en Atlantic City por nocaut técnico en el 5º asalto en el peso medio ante el puertorriqueño Héctor Camacho, en un último intento de volver a sentir la gloria en un ring. 
 

 Ficha personal:   Nombre:       Ray Charles Leonard
Nacimiento:   17 de mayo de 1956 - Wilmington, Carolina del Norte
Apodo:        Sugar
Peso:         Welter
Nacionalidad: Estados Unidos
 
Estadísticas
Total:       40
Victorias:   36
• Por nocaut 25
Derrotas:    3
Empates:     1  
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada