jueves, 28 de noviembre de 2013

ESPECIALES - LA NBA EN EL CINE






UN NEGOCIO GLOBAL



Gracias a la fulgurante y exitosa década de los '80 de Magic Johnson y sus Lakers, las luces de Hollywood no solo se posaron en sus estrellas cinematográficas, sino también en el equipo más emblemático de California. Las cadenas deportivas multiplicaron las televisaciones de los partido de Liga, ya disparada como fenómeno de mercadeo mundial cuyo detonante fue la estruendosa llegada de Michael Jordan.

La estrella baloncelística que llevaría a la NBA al máximo nivel de marketing y competición hasta entonces conocido, comenzó llevando a la Liga a un nivel de exposición nunca antes visto. Desde sus comerciales para Nike hasta la promoción en Barcelona del Dream Team que disputaría los Juegos Olímpicos, el baloncesto mas competitivo del planeta ofreció una explosión mediática que la meca del cine no pudo obviar. 

Hollywood tomó parte de este fenómeno publicitario y acaparó para si a varias de las estrellas en activo para sus producciones de estudio dejando, a lo largo de la década de los '90, un puñado de films que sentaron las bases de la unión entre el basket y el séptimo arte.


Aquí un par de ejemplos de los films mas trascendentales:



El director Spike Lee -reconocido fanático de los KNicks- reclutó a su actor fetiche Denzel Washington y al novato estrella de Milwaukee Bucks Ray Allen para "He Got Game", la historia de drama ficción que reunía en el basket y en la vida al errático Jake Shuttlesworth y su hijo, la joven promesa Jesús.

Un ícono del marketing, las noches de Hollywood y las excentricidades propias de una celebrity star, el polémico alero Dennis Rodman se unió a la estrella del cine de acción Jean-Claude Van Damme para "Double Team", un film repleto de acción y diversión, donde el colorido cazarebotes sacó a relucir su estampa de héroe villano.

En la era de los grandes pivots y con apenas 20 años Shaquille O'Neal tomó por asalto la NBA. Dueño de una capacidad de histrionismo que la Liga jamás había conocido, el gigante Shaq se convirtió en un fenómeno que Hollywood no tardó en acaparar. "Blue Chips" reusltó una de las mejores producciones a la hora de reflejar el ámbito del basketball universitario y, como si fuera poco, Shaq tomó clases de actuación al lado del legendario Nick Nolte.



En "Celtic Pride" dos fervientes seguidores Celtics secuestraban a la estrella del equipo contrario, los Utah Jazz. Bajo esta premisa de comedia, el mismísimo Larry Bird -emblema del glorioso Boston de los '80- se animó a un cameo haciendo de sí mismo.

A mediados de los '90 Michael Jordan atravesaba su aventura en las ligas menores de beisball luego de su primer retiro del baloncesto. En este film animado para niños y adolescentes el n°23 se unía a la estrella de Disney Bugs Bunny en una aventura interplanetaria y una movida de marketing sin precedentes. Le acompañaban en pantalla grandes estrellas de la NBA como Pat Ewing, Charles Barkley, Shawn Bradley y Muggsy Bogues entre otros, quienes tenían la tarea de convencer a MJ de volver a las canchas de parqué. El resto es historia conocida...



No hay comentarios:

Publicar un comentario