martes, 17 de diciembre de 2013

ESPECIALES - EL BOXEO vs. LAS ARTES MARCIALES MIXTAS






A GOLPE DE PUÑO:
LA BATALLA POR EL MEJOR DEPORTE DE PELEA





Un tema que a menudo se debate es si es o no un boxeador de clase mundial sería capaz de competir con éxito en las artes marciales mixtas. Ray Mercer tiene un récord de boxeo muy impresionante, que incluye una corona OMB del Campeonato Mundial Peso Pesado, así como una medalla de oro olímpica. Durante su carrera en el boxeo, Ray Mercer ha peleado contra algunos de los mejores pesos pesados ​​de nuestra generación, como Evander Holyfield, Lennox Lewis, Larry Holmes y Wladimir Klitschko. Desde que se retiró del boxeo profesional, "Merciless" Ray Mercer ha decidido que quiere tratar de artes marciales mixtas (MMA), el deporte de más rápido crecimiento en el mundo, retando al vigente campeòn y figura de la especialidad, Kimbo Slice. 

La posibilidad de una convivencia armónica entre ambos deportes es factible, más si se entiende que hay fieles seguidores en ambos bandos y una intersección importante del público que valora uno y otro espectáculo. Al fin y al cabo estamos hablando de dos deportes de contacto que tienen varias aristas en común. El concepto detrás del primer UFC era demostrar empíricamente cual disciplina primaba sobre el resto en un escenario de mínimas reglas. Representantes del judo, boxeo, kickboxing, jiu-jitsu y lucha, entre otros, se enfrentaron para dirimir a un ganador. Esa idea original fue perdiendo fuerza y hoy en día parece un tanto anacrónica, tendiendo en cuenta que cada uno de los atletas que sube al octágono ha sido instruido en cada una de las especialidades. Por eso ya no tiene tanto sentido hablar de la superioridad del wrestling sobre el jiu-jitsu o del boxeo sobre cualquier otra disciplina marcial.

Esteban Tomé Fuentes, escritor especialista para "UFC Español" reflexiona al respecto:

"¿Por qué esta obstinada necesidad de comparar a las Artes Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en inglés) con el Boxeo? Acaso no son éstos dos deportes diferentes que requieren habilidades diferenciadas. La popularidad y el ascenso de las MMA en el segmento de la población joven, no va necesariamente en detrimento del boxeo, ni significa que éste sea un “deporte moribundo” o “en vías de extinción” como muchos vislumbran. 
 
Algunos boxeadores como James Toney, han mostrado agallas para desafiar a los mejores atletas del UFC, aunque subestimando las capacidades de sus rivales. El despertar fue crudo para Toney luego de aquella estrangulación de Couture. El púgil aprendió la lección de la manera más dura y recibió una experiencia de MMA de la mano del “Capitán América”. Toney no supo defender los derribos y su inexperiencia quedó evidenciada en la lona. Seguramente, el resultado hubiese sido diferente en el ring y con los guantes de 12 a 16 onzas.

Algunos ex boxeadores y especialistas en la materia respetan a las MMA y a sus atletas. Freddie Roach, es quizás uno de los hombres más respetados en el boxeo y palabra autorizada en la materia. Roach es el actual entrenador de Manny Pacquiao, múltiple campeón mundial y ha preparado a atletas del UFC como Georges St-Pierre, Tito Ortiz, Andrei Arlovski, Bj Penn y Anderson Silva. Freddie no cree en el juego de suma cero que algunos proponen entre el boxeo y las MMA:

“No creo que las MMA vayan a tomar el lugar del boxeo o algo parecido. Creo que ambos deportes se complementan” admitía Roach en una entrevista.

Mike Tyson, el grandioso noqueador de Brooklyn, es un autoproclamado fan de las MMA que no guarda más que respeto y halagos para los atletas del UFC. Iron Mike reconoce que en las MMA, a diferencia del boxeo, los mejores compiten de forma consistente con rivales de la más alta categoría: “Yo soy un fan del boxeo pero antes que eso, un luchador. Creo que para que el boxeo retome sus viejas glorias, los mejores deben competir frente a los mejores” explicaba Tyson.

El presidente del UFC, Dana White, quien alguna vez consideró una carrera en el boxeo, también cree que es posible la convivencia entre ambos deportes:

“El UFC y el Boxeo van a coexistir en armonía cuando las noches de combate sean de calidad” señaló White la misma noche en que Caín Velásquez se enfrentaba a Junior Dos Santos y minutos más tarde Manny Pacquiao se medía con Juan Manuel Márquez.

Por ahora, la mayoría de los aficionados al deporte están muy familiarizados con la UFC y el deporte de las artes marciales mixtas. De hecho, este deporte está creciendo rápidamente a ser más popular que el boxeo. El Campeonato de UFC Ultimate Fighting) se ha convertido en un nombre familiar en muchos países alrededor del mundo. La furia Jaula Fighting Championship no es tan conocido como el UFC, pero están haciendo un buen trabajo de llamar la atención sobre sí mismos, porque incondicionales fans de MMA en todo el mundo están esperando ansiosamente este espectáculo los fines de semana, y el principal, incluso en particular." 







El boxeo centra toda la fuerza en los golpes de puño y a veces se ha comparado con otros deportes como la MMA (Mixed Martial Arts) para cuestionarse si en el boxeo existen los golpes de puño más poderosos que se conocen. La potencia del golpe en boxeo puede obtenerse a través de dos índices. La fuerza ejercida en el golpeo y la distribución de éste por la superfície de contacto medible en kgs/cm2.

Algunos estudios empezaron a investigar la potencia de los golpes en el boxeo y en otros deportes. Un estudio de boxeadors olímpicos de varios pesos distintos mostró como sus golpes variaban de los 201 kgs hasta los 479 kgs de fuerza máxima realizada. Otro estudio mostró como frente a la media de 349 kgs que se ejercían por parte de boxeadores olímpicos de varios pesos los profesionales llegaban a casi el doble de fuerza ejercida con algunos de ellos golpeando con una fuerza de 585 kgs.

En las artes marciales se empleaba menos fuerza de golpeo con una media de 146 kgs realizada sobre 12 expertos en karate obteniendo con 185 kgs el golpe de puño más potente de la muestra. Los golpes de puño de corto alcance obtuvieron valores más bajos con 80 kgs de fuerza. En el mismo estudio se comprobó como los karatecas necesitaban realizar una fuerza de 309 kgs para romper un bloque de cemento de 3,75 cm. Así se veía que los golpes de puño de boxeo son probablemente los más potentes de todos los deportes.

¿Hasta qué punto la técnica puede mejorar la potencia de los golpes en el entrenamiento de boxeo? En el documental Sports Science se observó en dos experimentos separados que pueden conjugarse para comparar a un luchador de MMA con un boxeador, ambos medidos bajo las mismas máquinas y laboratorio.

Frank Bruno, de 102 kgs de peso, fue objeto de un estudio hace años en 1985 en donde se observó que llegaba a golpear con fuerzas de 414 kgs y que en combate probablemente llegaría a los 639 kgs, lo suficiente para acelerar la cabeza del rival en 53 G, 53 veces la fuerza de la gravedad, provocando serios daños.

En este caso Bruno obtenía una fuerza 4 veces superior a su peso corporal con indicios de poder llegar a ser de 6 veces superior bajo los estímulos de un combate. La diferencia entre estas dos cifras sería de 54% casi similar a la diferencia de 66% que experimentó Alexander en sus golpes sin y con adrenalina.

Frank Bruno, siguiendo la constante de otros boxeadores más pequeños, en teoría debería golpear con 510 kgs de fuerza generando 16 kgs/cm2. Los resultados del estudio mostraron que podía golpear generando 414 kgs de presión que representarían 13 kgs/cm 2 de presión y en sus máximos golpes que se le teorizaban de 639 kgs llegaría a 20 kgs/cm2.

La técnica del boxeo permite convertir a boxeadores de alrededor de 60 kgs de peso en colosos con una potencia superior a otros atletas que les superan en peso y que también se dedican a deportes de combate. Aunque estos deportes todavía no han dicho su última palabra y cada vez se nutren de más exboxeadores que llevan su potencia al terreno de la MMA.


Chrstian Fuentes para el Diario Online Metro nos brinda su perspectiva a manera de conclusión final:

"El crecimiento de las artes marciales mixtas ha creado divisiones entre los fanáticos de ambos deportes cuando escogen bandos. La popularidad creciente de la Ultimate Fighting Championship (UFC) con los combates de artes marciales mixtas ha causado que muchos fanáticos dejaran de ver el boxeo. La generación presente de jóvenes se ha alejado del deporte de púgiles. Ambos ámbitos son estilos, disciplinas y prácticas distintas, pero las comparaciones son inevitables.


 
Dejando de lado las cuestiones tècnicas de la especialidad y las espcecificidades fisionòmicas de sus protagonistas, una de las razones por la popularidad de UFC es porque les dan a sus fanáticos las mejores peleas lo más pronto posible. En 2011, cuando Caín Velásquez venció a Brock Lesnar, el presidente de UFC, Dana White, rápidamente negoció el primer combate entre Velásquez y Junior dos Santos. Muchos en el boxeo aún esperan la hora en que Floyd Mayweather, Jr. se enfrente a Manny Pacquiao. Esa expectativa disminuyó tras dos derrotas consecutivas de Pacquiao ante Timothy Bradley y Juan Manuel Márquez.

Seguidores del boxeo se quedan por la longevidad del deporte como la principal competencia de pelea en el mundo, al igual que en sus peleas. En UFC existe una posibilidad mayor de una pelea corta que en boxeo. Muchos se quedan por la llamada Sweet Science, la táctica boxística relacionada con la famosa expresión del deporte “los estilos hacen las peleas”.

Una dimensión que las artes marciales mixtas tocan, al contrario del boxeo, es el ataque en el piso. El combate no para cuando un peleador cae a la lona, sino que continúa. Ahí es donde vemos los nocauts de sumisión. Otra razón es la de las decisiones y jueces. En UFC cuando un peleador gana, es bastante claro y las decisiones lo reflejan. Mucho se ha hablado sobre decisiones cuestionables en el boxeo por años".



Como se percibe en el informe, no existe un deporte superior al otro, todo se reduce a una cuestión de preferencias personales.


*Archivo: Esteban Tomé Fuentes / Escritor para "UFC Español".

*Archivo: Publicado el: 16 Enero de 2013, por Christian Fuentes para www.Metro.pr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario