domingo, 29 de septiembre de 2013

ESPECIALES - "THE DOCTOR", EL DOCUMENTAL (NBA TV, 2013)





TESTIMONIO DE LA NUEVA ERA



El mítico Julius ‘Dr. J’ Erving tendrá su propio documental, en el cual se repasará su vida y su carrera deportiva. Bajo el nombre de ‘The Doctor’, la NBA rememorará de primera mano los mejores momentos de todo un pionero en el mundo de la canasta y uno de los jugadores más espectaculares que jamás haya pisado un parqué. La primera gran estrella mediática que concibiera la Liga, dueño de una imágen magnética, un furor publicitario sin precedentes y una espectacularidad símil a la de Michael Jordan, antes de que Michael Jordan existiese.

Erving, de 63 años, se formó en la Universidad de UMass para posteriormente dar el salto al profesionalismo. Sus primeros contratos los firmó en la extinta ABA con los Virginia Squires (1971-73) y luego con los New York Nets (1973-76). Acto seguido, y después de ser elegido en el puesto #12 del Draft de 1972 por los Milwaukee Bucks, dio el salto a la NBA para desarrollar toda su carrera en los Philadelphia 76ers (1976-87). 

En todo este tiempo fue dos veces campeón de la ABA y una vez de la NBA, así como 3 veces MVP de la ABA y una vez de la NBA. En la Liga disputó 11 veces el All-Star Game, siendo nombrado MVP en 2 ocasiones. Pero uno de sus momentos más legendarios, al margen de los títulos, fue cuando se proclamó campeón del concurso de mates de la ABA en 1976 al despegar desde la línea de tiros libres.

Julius Erving ha sido uno de los jugadores que ha marcado época en la NBA. Más aun, es considerado por expertos y jugadores como el jugador que convirtió la NBA en lo que es ahora, puro espectáculo y un deporte de masas. Sin embargo, su historia no ha alcanzado la notoriedad de otras estrellas como Michael Jordan o Magic Johnson, posteriores a Erving, que fue el espejo de estos dos grandes jugadores y otros muchos que soñaron con la NBA gracias a verle jugar.

El reportaje cuenta con declaraciones de jugadores como Magic Johnson y entrenadores como Pat Riley, así como compañeros de Erving durante su juventud y su etapa en la élite del baloncesto, con imágenes inéditas de su paso por la ABA, donde ganó fama. Además, revelará muchas cosas del caracter y la historia de de este gran jugador, así como las grandes dificultades por las que pasó para llegar a triunfar en la mejor liga del mundo, como las trágicas muertes de su padre y su hermano durante su juventud, o la pérdida de su hijo pequeño, que marcaron la vida de una estrella que sin embargo rehuía de la notoriedad y la prensa.

Con un talento innato y un concepto del baloncesto totalmente innovadorErving demostró a lo largo de su carrera ser uno de los más grandes jugadores de baloncesto del mundo, y uno de los más influyentes de este deporte. Precursor del Showtime, pionero en el mate a la canasta y dueño de una elegancia sin igual, Erving fascinó a generaciones de jóvenes que soñaban ser algún día como él, el más grande de su época. Michael Jordan o Magic Johnson son dos ejemplos de esta juventud que creció viendo un nuevo concepto de baloncesto, que supieron implantar y adaptar en su época. Erving, él fue el primero.

El documental comienza con una anécdota sobre la capacidad de machacar de Julius Erving contada por Isiah Thomas a Magic Johnson, y le siguen 70 minutos imprescindibles para conocer mejor al Doctor J, un mito cuya leyenda se forjó en las canchas de la extinta ABA, antes de que la NBA, la absorbiera en 1976.


Julius 'Dr. J' Erving ha sido una de las más grandes leyendas del baloncesto mundial. Jugador de la ABA y la NBA durante los años '70 y '80, fue uno de los primeros jugadores en utilizar el 'mate' a la canasta, y popularizó gran variedad de ellos. El reportaje realizado mostrará imágenes inéditas del jugador durante su época en la ABA, una liga de baloncesto paralela a la NBA de donde salieron otros jugadores como Artis Gilmore o Moses Malone, y que desapareció en 1976. Desde allí, 'The Doctor' pasó a la NBA, donde jugó con Philadelphia 76ers hasta su retirada, tras un breve paso por los New York Nets, y con quien logró el título de 1983, del cual se celebran ahora 30 años.

Durante su paso por la Liga, Erving marcó una época en el baloncesto, siendo el modelo a seguir por jóvenes como Michael Jordan, y fue catalogado por muchos analistas como el jugador con más talento que ha pasado por la NBA. Reservado con la prensa, el reportaje revelará muchas cosas del carácter y la historia de este gran jugador, así como las grandes dificultades por las que pasó para llegar a triunfar en la mejor liga del mundo, como las trágicas muertes de su padre y su hermano durante su juventud, o la pérdida de su hijo pequeño. 

Además, el documental contará con declaraciones del vigente campeón de la NBA Lebron James, para quien Erving fuera una fuente de inspiración desde sus comienzos en el baloncesto. Como el propio Riley declara sobre el reportaje "si no has jugado contra él, o le has visto jugar en su mejor momento, no puedes dar cuenta de lo grande que era". Michael Jordan o Magic Johnson son dos ejemplos de esta juventud que creció viendo un nuevo concepto de baloncesto, que supieron implantar y adaptar en su época.



Link - documental completo:





viernes, 27 de septiembre de 2013

ARTÌCULOS - LA OFENSIVA PRINCETON: EL LEGADO DE PETE CARRIL - PRINCIPIOS, Y ANÁLISIS (JGBasket, 2011)






El célebre “Princeton offense”, es el ataque con el que Pete Carril, entrenador miembro del Salón de la Fama, dirigió a esta universidad durante 19 exitosos años.

Se trata de una forma de atacar por conceptos, dinámica, de mucho movimiento en el lado débil, de cortes continuos, de bloqueos, de pases a la mano, de cuatro hombres abiertos y una referencia interior, con muchos espacios, por lo tanto, muy solidario, porque el balón se comparte, de poco bote de balón, en el que la búsqueda de la espalda del defensor es el movimiento estrella, en el que prima la lectura de juego que hagan los jugadores para castigar ayudas largas, despistes, sacarle ventaja a bloqueos según la defensa. En definitiva, movimiento constante y lectura inteligente de juego, para provocar errores en la defensa y conseguir tiros sencillos con un equilibrio de posesión por parte de todos los jugadores.

En un mundo, el de la NBA, en el que la mayoría de los equipos basan su ataque en situaciones “abiertas”, los aclarados, o bien para el uno contra uno de sus estrellas, o bien para jugar bloqueo y continuación, Princeton se utiliza como sistema de ataque cuyas reglas básicas son la circulación rápida y constante de balón, que debe permitir la creación de espacios que los jugadores de perímetro se deben encargar de aprovechar mediante cortes agresivosy 'puertás atrás'.

-----------------------------------------------------

PARTE 1


La bibliografía sobre el famoso Princeton offense es bastante amplia, el modelo original de Pete Carril ha sufrido variaciones, derivadas de la propia evolución del baloncesto. La influencia de este modelo de juego hemos podido observarla en la NBA, en la que el propio Carril, la implementó en Sacramento, o Eddie Jordan en los Wizards de Washington. Por supuesto en la NCAA, liga universitaria americana, prestigiosos entrenadores han seguido los principios de este sistema de juego, llevando a sus equipos a las más altas cotas, como John Thomson III, campeón de la NCAA en 1997 con los Hoyas de Georgetown. La USC de Tim Floyd, la Universidad de Virginia, con Tony Bennet al frente, o la de Colorado, son otros ejemplos de cómo el Princeton offense se ha asentado en la cultura baloncestística en la actualidad.
Habitualmente la disposición inicial del sistema consta de cuatro jugadores en el perímetro, y sólo un interior. La circulación rápida, y constante de balón permitirá  la creación de espacios, que los jugadores de perímetro se deben encargar de aprovechar mediante cortes agresivos, especial importancia se le concede a la puerta atrás. La posterior ocupación coherente de los espacios vacios, y la rotación de los exteriores, es otro de los puntos claves de este modelo. El uso de los bloqueos indirectos, y la calidad de los mismos es otro aspecto a tener en cuenta para poder desarrollar con garantías el Princeton offense.
En esta primera entrega, analizaremos las variantes que podemos encontrar en este modelo a partir de la ocupación del poste alto por parte del jugador interior del equipo. No es una posición que adquiera desde el inicio de la posesión, más bien aparece como ajuste ante las respuestas defensivas que dificulten el juego desde poste bajo, bien de forma directa, o a través del alero. 
Una vez introducido el balón a nuestro jugador interior en poste alto, el pasador tendrá  tres opciones diferentes a elegir. La primera, y más simple será  realizar un corte sobre balón, una opción de continuación para este primer movimiento sería que tras el corte, el alero del mismo lado jugase una situación de mano a mano con el interior, mientras que en lado débil se producirá un bloqueo indirecto entre los dos jugadores, con el objetivo de intercambiar posiciones, y ofrecer un blanco de recepción al jugador 3, y poder dar continuidad al sistema.
Las siguientes dos opciones estarán determinadas por la decisión del pasador, si bloquea a lado de balón, o al lado contrario. Empezaremos analizando las opciones que aparecen siguiendo el modelo del Princeton offense si el bloqueo se producen el lado de balón.
Todas las variantes que puedan aparecer en gran medida vendrán determinadas por las concesiones, o ajustes de la defensa. ¿Nos permitirán realizar cómodamente el bloqueo?, ¿Cambiarán asignaciones defensivas con el objetivo de dificultar dicho bloqueo?, ¿Negarán la salida hacia el centro, y el pase a  nuestro exterior?, ¿Cómo organizarán los ajustes defensivos según nuestros movimientos?. Por estos motivos, y para evitar un bloqueo en la continuidad del movimiento, debemos plantear a los jugadores dos opciones, una si se produce el bloqueo, y la recepción en el eje central, y otra si se produce una puerta atrás, ambas con sus respectivas variantes. Por partes, veamos la continuación del modelo de juego si la recepción se produce en el eje central.
Se sigue produciendo el intercambio en lado débil, mientras se produce la situación del bloqueo indirecto en el lado de balón. Se respetarán los espacios, es vital para poder crear situaciones ventajosas para el ataque. Las primeras opciones que salen a partir de este movimiento son la de tiro exterior por parte del jugador 3, ¿Posible rizo sobre el interior para cortar hacia el aro?, para dar continuidad si no se obtienen ventajas podemos realizar un pase a los dos exteriores.
Si el balón llega a la esquina, el jugador número 2 estará obligado a cortar hacia el aro para recibir el balón, si éste le llega, podrá finalizar con una entrada tras pase, o buscar una salida de balón hacia la esquina contraria, ocupada por el jugador 1, o buscar un pase al corte del jugador 3 en el eje central de la pista. Como hemos comentado uno de los principios básicos de este modelo de ataque, implementado por Pete Carril con éxito en sus equipos, se basa en las ventajas que podamos generar a través de los cortes hacia canasta, todo corte debe ser agresivo, con el objetivo de hacer el mayor daño posible a la defensa, ganando la espalda a la misma. 
Si por el contrario, la defensa o nuestros objetivos no han posibilitado la recepción en el eje central, y hemos optado por la salida por línea de fondo, las opciones de continuación que surgen son las siguientes. Lo primero antes de todo, comentar que una buena puerta atrás en esta fase, resulta definitiva, y más gracias a que, la defensa está pendiente del intercambio en el lado débil más que al balón.
Una buena lectura, e interpretación de las ventajas con este movimiento la podemos encontrar en el aprovechamiento de nuestro alero alto en la posición de poste bajo. Desde esa posición las opciones de juego se multiplican para el equipo, siempre que la coordinación de movimientos entre el resto de jugadores, y la ocupación de espacios sea la correcta. Desde jugar un 1x1, buscar un pase a la esquina contraria facilitando un posible tiro exterior, o jugar con el otro poste, buscando su corte por el centro. Otra opción podemos encontrarla en el bloqueo entre el jugador 3, y el jugador 5, un bloqueo indirecto vertical que posibilite la caída del interior hacia poste bajo, y la salida exterior del jugador 3,con las consiguientes continuaciones al movimiento.
En las siguientes entregas veremos otras situaciones de inicio, y variantes del modelo que Pete Carril desarrolló a lo largo de 29 años en la prestigiosa Universidad de Princeton, y en los Sacramento Kings de la NBA. 


PARTE II:

En esta entrega pasaremos analizar las opciones que nos encontramos en el sistema de juego Princeton offense, a partir de que el balón llegue al jugador interior en situación de poste bajo. Tras realizar el primer pase al alero, el jugador número 1 cortará hacia canasta, y ocupará la esquina contraria. El resto de jugadores mejorarán su colocación en el campo, a la vez que el balón llega a poste bajo. Pete Carril afirma que "la creación de buenos espacios genera situaciones cómodas de tiro", de ahí su importancia.  
 
Tras realizar el pase sobre el jugador interior, el alero podrá elegir qué movimiento llevar a cabo, el primero será el de ocupar la esquina del mismo lado de balón, permitiendo al otro exterior en el eje central mayor espacio para poder realizar una posible puerta atrás con la consiguiente rotación del resto de jugadores. En la segunda opción realizará  un corte sobre el balón hacia el aro, terminando el mismo en la esquina contraria. El jugador del eje central ocupará la posición vacía que éste ha dejado. En la rotación de los jugadores de lado débil podemos ver que es posible la realización de alguna puerta atrás. En estos dos primeros movimientos observamos cómo es el jugador número 3 quién decide no implicar de forma directa a otro exterior mediante ningún bloque indirecto. El trabajo de percepción, y toma de decisiones en estos movimientos es clave para el éxito o no del sistema. Vemos los gráficos.

El número de posibilidades, y variantes del Princeton offense aumentan considerablemente si tras introducir el balón en poste bajo se produce un bloqueo indirecto entre el jugador número 3, y el 1, idéntico al movimiento split. La complejidad aumenta, y la exigencia en un mejor dominio de los conceptos técnico-tácticos es básico para poder ejecutarlos correctamente. Veamos las opciones posibles de finalización, y continuación del movimiento. 

Desde una posible continuación al aro tras el bloqueo, aprovechando un posible desajuste en la defensa del mismo, a realizar una continuación hacia el exterior, donde el jugador número 3 pueda recibir el balón, bien directamente desde el poste, o a través del jugador número 1, ambos pueden obtener situaciones cómodas de tiro. Una buena lectura defensiva nos puede hacer no coger el bloqueo indirecto, para romper la situación, y sorprender a la defensa con un corte desde el eje central hacia el aro. Lo vemos por orden en los siguientes gráficos. + 
No hay que olvidar la importancia del lado débil en todas las opciones del sistema, mientras que los jugadores 1, y 3 llevan a cabo sus movimientos, en lado contrario se ofrecen dos posibles blancos de recepción si el jugador interior decide invertir el balón de forma directa con un buen pase.
 
¿Qué posibilidades nos encontramos si balón llega al jugador número 3 tras su continuación en el eje central?. Para evitar situaciones demasiado estáticas hay que potenciar la fluidez en la circulación del resto de jugadores, muchos de los conceptos que se emplean, son utilizados por la mayoría de equipos en la actualidad, desde buscar una puerta atrás del jugador 4, a forzar una penetración para que la defensa se cierre, y buscar un pase de salida hacia el exterior para liberar un tiro cómodo. El reemplazo de las posiciones vacías, y la ocupación de espacios sigue teniendo vital importancia para el desarrollo del sistema, ya que posibilita que arrastremos al defensor para evitar posibles ayudas ante un buen corte hacia canasta.
  

Si profundizamos mas en el modelo del Princeton offense, las opciones de juego y continuación se vuelven más complejas, sin una disciplina táctica grande es imposible llegar a estas situaciones finales. El jugador número 3 ha decidido no jugar 1x1, y prefiere invertir el balón hacia el jugador número 4, con el objetivo doble de seguir con la circulación, y mover a la defensa para encontrar algún desajuste en la misma. El jugador número 3 irá a realizar un bloqueo indirecto al jugador 5, este momento puede ser aprovechado por el jugador 4 para jugar 1x1, dado que las ayudas del lado débil estarán pendientes del bloqueo más que de la penetración. 

Si bien el balón llega a 5, la principal opción de juego llegados a este punto será la de jugar mano a mano con el exterior del lado de balón. La posible puerta atrás si anticipa la defensa es una opción que podemos encontrar. Si el jugador número 1 no es capaz de aprovechar el mano a mano, y no genera una ventaja para jugar 1x1, la situación se resuelve con la continuación al aro del interior, si éste no obtiene un buen ángulo de pase de forma directa, se buscará una triangulación con el jugador número 3 para poder meter el balón en poste bajo con garantías. Mientras en el lado débil se intercambiarán las posiciones.
  

Como vamos comprobando, muchos de los sistemas de juego empleados en la actualidad por los mejores equipos de Europa, están basados en conceptos empleados en el Priceton offense, su influencia ha trascendido más allá del baloncesto universitario americano, donde su filosofía marcó a una generación de entrenadores, que aplicaron con ligeras variaciones el modelo empleado por Pete Carril en sus respectivas Universidades con bastante éxito. Ejemplos actuales de aplicación del Princeton offense podemos encontrarlos en las Universidades de Richmond, North Dakota, o en la de Wisconsin. En la siguiente, y última entrega analizaremos algunas situaciones especiales en las que introduce variaciones sobre conceptos clásicos de juego.



PARTE III


En esta última entrega analizaremos los aspectos técnico-tácticos derivados de la aplicación de conceptos clásicos en el modelo del Princeton offense. Volvemos a una situación inicial en la que el balón no llega a poste bajo, sino que el jugador interior se encuentra en una situación en la que ocupa el poste alto. Desde esa posición las opciones para el ataque pueden aumentar si las características de nuestro jugador son las idóneas, es muy complicado para la mayoría de los jugadores interiores defender en esas posiciones. Además los espacios aumentan, con lo que la calidad, si es alta, en el empleo de los cortes de los jugadores sin balón, multiplicará las opciones ofensivas del equipo.

 
Veremos las opciones tanto si el alero puede recibir de forma directa, o si la defensa niega esa línea de pase. Comenzaremos por la primera posibilidad, que el balón llegue al jugador número 3. En el momento de recepción se inicia el corte del jugador número 2 desde lado débil, ocupando la posición de poste bajo del lado de balón. 

  
Tras realizar el pase, y a continuación del corte de 2, el base iniciará un corte que le llevará a ocupar el poste bajo del lado contrario a donde ha pasado el balón. Mientras, el jugador 4 mejorará su posición en el campo, con el objetivo de facilitar la siguiente acción en el movimiento posterior. El principal objetivo de esta fase será  la de hacer llegar el balón a nuestro interior en poste alto. El jugador número 3 también mejorará su posición de cara a la siguiente fase del sistema.

Los dos bloqueos se producirán de forma simultánea, el jugador número 5 podrá elegir a cuál de los dos compañeros buscar para darle el pase, y seguir así  con la continuación de esta variante del Princeton offense. El conocimiento de las características de nuestros jugadores es fundamental para determinar la salida hacia un lado u otro. El objetivo final será liberar al exterior del lado contrario a donde se ha producido el pase. ¿Cuál de los dos atacantes encaja más en el perfil de tirador?, ¿Cuál de ellos lee mejor los ajustes defensivos?, ¿Cuál es mejor pasador?, ¿Qué defensor sufre más en esta situación?, etc...
  


Si la defensa niega el primer pase con el que se inicia el movimiento, podemos buscar directamente a nuestro jugador interior, jugando las mismas opciones explicadas anteriormente. Observamos en el diagrama los espacios que existen si somos capaces de ganar la espalda a la defensa gracias a un buen corte. Otra idea de inicio, puede ser la de invertir el balón al jugador número 2, y seguir con el movimiento, pero por el lado contrario. Posteriormente, será interesante ver qué lectura defensiva se realiza en el bloqueo indirecto entre los dos jugadores exteriores, ¿Cambiará  la defensa la asignación de forma automática, posibilitando algún desajuste?, ¿Existen problemas de comunicación entre los defensores?. 

Habrá que prestar atención a las continuaciones en poste bajo. O a las vueltas atrás si tratan de anticiparse los defensores. Otro de los conceptos claves será la capacidad de pase del hombre alto desde la posición que ocupa. Pete Carril siempre ha comentado que "todo jugador con balón en las manos es un base, independientemente de la posición que ocupe en el campo".
 
 


La generación de opciones para liberar un tiro desde una posición relativamente cómoda debe ir acompañado por un tema psicológico, al que Pete Carril también daba especial importancia, y es que " los jugadores pueden fallar los tiros por dos motivos: por una mala selección, y cuando ellos no creen que pueden encestarlos, y aún así los realizan".
 
La última variante que comentaremos en estas situaciones especiales del famoso Princeton offense, será en la fase final del mismo, tras la realización de los dos bloqueos indirectos realizados en poste bajo para liberar a los aleros a posiciones de perímetro. Todas las defensas tratan de ajustar al máximo los movimientos del ataque, para que éstos causen los menos daños posibles. Tras realizar una y otra vez el bloque entre el interior, y el exterior del lado contrario, podemos buscar sorprender a la defensa con un bloqueo vertical, bien entre postes, o con el exterior en poste bajo. En el baloncesto actual nos encontramos con 4 cuya capacidad de desplazamiento, rango de tiro, y movimientos les convierten en una amenaza idéntica a la que crea cualquier exterior.
 


A través de estas cuatro entregas hemos podido conocer un poco más a fondo a una de las figuras históricas del baloncesto, responsable principal de un sistema de juego que marcó una época en el baloncesto Universitario americano, y cuya influencia traspasó las fronteras, convirtiéndose en referente para miles de entrenadores, el modelo Princeton offense.





Fuente Archivo:

Entrenador Superior Baloncesto
Gabinete técnico JGBasket
Por Alex Senra del Cerro

Link: 

http://baloncesto.jgbasket.com/ataque-princeton/ataque-princeton-pizarra-tactica-baloncesto-pete-carril-analisis

jueves, 26 de septiembre de 2013

GRANDES PELEAS - ROBERTO DURÁN vs. JORGE CASTRO I y II (1997)







DUELO DE TITANES




En 1997, con casi 46 años de edad, Durán realiza dos duelos en los pesos supermedios (168 libras) ante el aguerrido y temperamental excampeón mediano de la Asociación Mundial de Boxeo, el argentino Jorge "Locomotora" Castro, de 29 nueve años de edad, dividiendo honores por puntos cada uno de los púgiles.

El primer combate lo ganó Castro en base a sacar ventaja en los primeros asaltos a fuerza de su juventud y mayor velocidad de manos; el árbitro de esta pelea fue el experimentado Luis Guzmán y los jueces le dieron a Castro en las tarjetas la puntuación de | 94-100 | 96-99 | 98-99. 

La revancha tuvo como árbitro a Carlos Berrocal y la gano Duran con marca en las tarjetas de los jueces de | 97-95 | 97-95 | 97-95. Los primeros asaltos los dominó Castro en base a la estrategia de anticiparse a los desplazamientos de Duran para descontrolarlo, llegando incluso a poner en apuros al panameño en el tercer asalto; sin embargo a partir del quinto asalto, Durán en base a su mayor veteranía en peleas estelares y al calor que agobiante que hacía esa noche que sofocó al argentino, saco ventaja y se abjudicó la victoria.

 Ambas peleas fueron el clásico enfrentamiento entre dos fajadores por excelencia; dos hombres que estaban ya lejos de sus mejores tiempos, pues la casi inactividad de Castro y la edad avanzada de Durán fueron muy evidentes. Más que disciplina y preparación -algo que les faltó a ambos- por falta de gimnasio, lo que se notó fue mucha entrega y valentía en ambos púgiles.


Clip - pelea completa, Castro vs. Durán (I):






miércoles, 25 de septiembre de 2013

CIRCUITOS - AUTÒDROMO OSCAR Y JUAN GÀLVEZ (Buenos Aires)



Autódromo Oscar Alfredo Gálvez - zoomed in.svg



Historia:




El Autódromo Oscar y Juan Gálvez es un autódromo ubicado en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Fue inaugurado en 1952 durante la presidencia de Juan Domingo Perón, gracias a la iniciativa de varios corredores argentinos entre los que se encontraba Juan Manuel Fangio. Debe su nombre a los denominados Hermanos Gálvez, ídolos de las décadas del '40, '50 y '60 del Turismo Carretera, quienes dominaran gran parte de la década del '50, cosechando 14 títulos que fueron repartidos entre 5 para Oscar Alfredo Gálvez (el mayor) y 9 para Juan Gálvez (el menor).

Debido a su infraestructura es conocida como la Catedral del Automovilismo Argentino, fue sede en veinte oportunidades del Gran Premio de Argentina de Fórmula 1, así como del Gran Premio de Argentina de Motociclismo, del cual se disputó 10 veces. Otra carrera memorable que se llevó a cabo en 9 ediciones fueron los 1000 km de Buenos Aires, que se disputaron entre 1954 y 1972.

El escenario recibe frecuentemente a las principales categorías argentinas de automovilismo de velocidad, tales como el Turismo Carretera, TC 2000, Top Race y Turismo Nacional, demás de competencias de motociclismo y zonales como la más importante la Fórmula 07.

El circuito no siempre fue conocido por su nombre actual, ya que en su año inauguración fue bautizado como Autódromo 17 de Octubre, como homenaje a la fecha del Día de la Lealtad Peronista. Tras la llegada del golpe de estado del Proceso de Reorganización Nacional, el autódromo fue rebautizado con el nombre de Autódromo General San Martín, en homenaje al prócer máximo de la Argentina. Esta denominación se mantuvo hasta el año 1983, cuando con el retorno de la democracia se decidió renombrarlo como Autódromo Municipal de Buenos Aires.

Debido al fallecimiento del ex-campeón de Turismo Carretera Oscar Alfredo Gálvez, el 16 de diciembre de 1989, el autódromo fue bautizado con su nombre en homenaje por su fallecimiento. Al nombre impuesto en 1989, finalmente se le adosaría sobre finales de 2005 el del hermano del homenajeado, el también ex-campeón de TC Juan Gálvez, máximo monarca de la especialidad, dandole el nombre definitivo con el cual hoy es conocido el circuito

El autódromo fue construido por iniciativa de varios corredores argentinos, entre los que se encontraba el ganador del Campeonato Mundial de Fórmula 1 de 1951, Juan Manuel Fangio. Ante el desarrollo del automovilismo argentino, el gobierno del Presidente Juan Domingo Perón decidió construir el autódromo en el sur de la Ciudad de Buenos Aires, en un predio de más de 200 ha, en el barrio de Villa Riachuelo. El autódromo fue inaugurado por el intendente Jorge Sabaté2 el 9 de marzo de 1952, bajo el nombre de Autódromo 17 de Octubre, en honor a la "jornada histórica" de apoyo al entonces Coronel Perón.

Para la inauguración fueron organizadas tres pruebas, pero la más importante fue la realización de la Copa Perón en la modalidad Fórmula Libre, ganada por Juan Manuel Fangio. Fangio tardó 1:17.19.230 h para cubrir las 30 vueltas del circuito 4 del autódromo, al mando de una Ferrari 166FL. En segundo lugar llegó Froilán González con su Ferrari 166C y tercero el brasileño Francisco Landi en su Ferrari 125C.

En 1953 se corrió allí el primer Gran Premio de Argentina, la primera competencia fuera de Europa, ganado en esa ocasión por el piloto italiano Alberto Ascari, que corría para la escudería Scuderia Ferrari. El corredor argentino Juan Manuel Fangio tuvo que abandonar en la vuelta 36 cuando falló la transmisión de su Maserati. Durante esa carrera ocurrió un accidente que se cobró la vida de 9 personas.

Por iniciativa conjunta entre el Automóvil Club Argentino y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, el 9 de marzo de 1952, se inauguró el Autódromo “17 de Octubre”, siendo portada de las principales revistas deportivas. El presidente de entonces, Juan Domingo Peron, decidió que un Campeón del mundo de Formula Uno, como Juan Manuel Fangio, debía correr, precisamente en su país, como habitualmente lo hacia en los circuitos de Europa y no por los tradicionales trazados callejeros de Palermo, Retiro o Mar del Plata, donde se desarrollaban las famosas temporadas de aquella época. Concebido a lo grande, con la mejor infraestructura de la época, el Autódromo fue una de las obras más importantes de la arquitectura deportiva moderna. 

Más allá de los resultados, el objetivo era mejorar y ubicarse dentro de los mejores del mundo, mision ampliamente cumplida, considerando la envergadura de la obra que permaneció sin cambios por más de 15 años (no así su nombre que fue modificado por el de “Autódromo Municipal” y desde 1989, definitivamente, “Oscar Alfredo Gálvez”). En el diseño original, el Autódromo presentaba diez circuitos alternativos. En los años 60, se modificaron algunos sectores de la pista como la S de Ciervo y dos chicanas, convirtiéndose definitivamente, en uno de los más seguros del mundo. A pesar que durante estos últimos 51 años, el automovilismo y el motociclismo deportivo crecieron a pasos agigantados, no ocurrió lo mismo con el aspecto edilicio y de seguridad, que obviamente sufrieron menores variantes.
Los últimos años

Muy abandonado en su mantenimiento, el Autódromo entró durante la década de 1990 dentro del proyecto de reestructuración del Estado.

El autódromo ya privatizado, firmó un contrato en 1994 con la empresa Gran Premio de la República Argentina S.A., la cual transfirió su conocimiento al actual gerenciador ACBA S.A (Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires S.A) para la realización de los grandes premios de fórmula 1, y así se organizaron los Grandes Premios de la República Argentina desde 1995 hasta 1998. Fueron necesarias grandes inversiones de infraestructura: boxes, sala de prensa, torre de control, 3 bandejas de talud, tribuna horquilla, edificios corporativos y repavimentacion completa de los circuitos. El Autódromo de Buenos Aires se convirtió en el más grande de Sudamérica, habiendo recibido en el mes de diciembre de 2004 la categorización clase A, según normas de la C.D.A. del A.C.A.

A partir de abril de 2005 se inicia una nueva gestión, a cargo de ACBA S.A con un programa de mejoras e inversiones. La concesión actual esta vigente hasta abril del 2020.



El autódromo cuenta en la actualidad con varios trazados:

    Circuito N°6: Se utilizó en el Gran Premio de Argentina de Formula 1 durante la década de 1990. Es un circuito muy trabado. Se destaca la curva de Ascari y la S de Senna construida especialmente para el Gran Premio.


    Circuito N°9: Es muy utilizado por categorías intermedias. Cuenta con una parte rápida y con una trabada. Se destaca la Curva de la Viborita, el Ombu y la Bajada del Tobogán.

    Circuito N°12: Es el escenario que utiliza el Turismo Carretera, y en el 2010 lo utilizaron también el Top Race, el TC 2000 para los 200 km de Buenos Aires. Cuenta con tres largas rectas, el curvón Salotto, la Ese del Ciervo y la chicana de Ascari. La Ese del Ciervo original se volvió a usar en la última carrera de Turismo Carretera.

    Circuito N°15: Era utilizada para la realización del Gran Premio de formula 1 entre los años 1974 al 1981, El trazado es igual al nº 12 pero utilizando la zona de los mixtos, donde se encuentran la Curva de la Viborita, el Ombu y la Bajada del Tobogán. Actualmente no se utiliza.

    Circuito N°2: Es igual que trazado nº 9, con la diferencia que el sector de la horquilla se extendía 250 metros más aproximadamente. Este trazado no se utiliza mas ya que en lugar de la antigua horquilla se construyó un kartódromo y por último la tribuna de la horquilla construida para el Gran Premio.



Resultados en F-1:



Año Piloto Equipo Fecha Resultados Trazado
1953Bandera de Italia Alberto AscariFerrari18 de eneroResultadosCircuito nº2
1954 Bandera de Argentina Juan Manuel Fangio Maserati 17 de enero Resultados Circuito nº2
1955 Bandera de Argentina Juan Manuel Fangio Mercedes 16 de enero Resultados Circuito nº2
1956 Bandera de Argentina Juan Manuel Fangio Ferrari 22 de enero Resultados Circuito nº2
1957 Bandera de Argentina Juan Manuel Fangio Maserati 13 de enero Resultados Circuito nº2
1958 Flag of the United Kingdom.svg Stirling Moss Cooper-Climax 19 de enero Resultados Circuito nº2
1960 Bandera de Nueva Zelanda Bruce McLaren Cooper-Climax 7 de febrero Resultados Circuito nº2
1972 Flag of the United Kingdom.svg Jackie Stewart Tyrrell-Ford 23 de enero Resultados Circuito nº9
1973 Bandera de Brasil Emerson Fittipaldi Lotus-Ford 28 de enero Resultados Circuito nº9
1974 Bandera de Nueva Zelanda Denny Hulme McLaren-Ford 13 de enero Resultados Circuito nº15
1975 Bandera de Brasil Emerson Fittipaldi McLaren-Ford 12 de enero Resultados Circuito nº15
1977 Bandera de Sudáfrica (1928) Jody Scheckter Wolf-Ford 9 de enero Resultados Circuito nº15
1978 Flag of the United States.svg Mario Andretti Lotus-Ford 15 de enero Resultados Circuito nº15
1979 Bandera de Francia Jacques Laffite Ligier-Ford 21 de enero Resultados Circuito nº15
1980 Bandera de Australia Alan Jones Williams-Ford 13 de enero Resultados Circuito nº15
1981 Bandera de Brasil Nelson Piquet Brabham-Ford 12 de abril Resultados Circuito nº15
1995 Flag of the United Kingdom.svg Damon Hill Williams-Renault 9 de abril Resultados Circuito nº6
1996 Flag of the United Kingdom.svg Damon Hill Williams-Renault 7 de abril Resultados Circuito nº6
1997 Bandera de Canadá Jacques Villeneuve Williams-Renault 13 de abril Resultados Circuito nº6
1998 Bandera de Alemania Michael Schumacher       Ferrari 12 de abril Resultados Circuito nº6



Mejores tiempos



Años Circuito Piloto Equipo Vuelta rápida
1953-60 Nº2 (3,912 km) Bandera del Reino Unido Stirling Moss Cooper-Climax 1:38.900 (1960)
1972-1973 Nº9 (3,346 km) Bandera de Brasil Emerson Fittipaldi Lotus-Ford 1:11.220 (1973)
1974-1981 Nº15 (5,968 km) Bandera de Brasil Nelson Piquet Brabham-Ford 1:45.287 (1981)
1995-1998 Nº6 (4,206 km) Bandera de Austria Gerhard Berger Benetton-Renault 1:27.981 (1997)


Ficha del circuito:


Localización:     Buenos Aires, Argentina
Eventos:
-Turismo Carretera

-TC2000

-Top Race

-Fórmula 1

Longitud km:     4,259
Curvas:          15
Vuelta récord:   1:27.981 (Fórmula 1)
                 Gerhard Berger
                 Benetton-Renault (1997)



Trazados del Circuito: