lunes, 6 de enero de 2014

ESPECIALES - ESPN Films Presenta "MUHAMMAD AND LARRY" (ESPN 30/30, 2011) de Albert Maysles & Bradley Kaplan







LA AGONÍA DE LOS DIOSES





“El deporte tiene el poder de cambiar el mundo. Tiene el poder de inspirar, el poder de unir a la gente de un modo que pocos consiguen”, Nelson Mandela.



ESPN Films celebró el 2009 sus 30 años  con la serie documental 30 for 30 -que continuaría con un Vol. II al año siguiente-, una colección de 30 documentales y 30 historias, acerca de sucesos que cambiaron el rumbo de la historia del deporte americano. Creado en formato de crónica narra los grandes acontecimientos deportivos que pasaron por las pantallas de este canal de deportes, todo de la mano de directores reconocidos y testimonios de los protagonistas. 

Algunos dicen que se juega como se vive. Otros agregan que se piensa al deporte como se piensa en la vida. Lo importante es marcar que el deporte es una fuerza enorme que no transita caminos diferentes a la vida. “Once jugadores contra otros once corriendo detrás de una pelota no son especialmente hermosos”, dijo Borges, uno de los grandes escritores del siglo XX quizás intuyendo que detrás del objetivo meramente deportivo, socialmente se produce un fenómeno mucho mas profundo e inquietante. 

En el fútbol, como en otras disciplinas, detrás de cada pase hay una historia de sacrificio. En cada gol nace una amistad. Con cada derrota, se forja la unión y el orgullo. A todos esos lazos hay que sumarles otros que quizás sean aún más importantes: el deporte tiene una incidencia directa en lo social y político.


Parte de este pensamiento es el mismo que se percibe en los 30 documentales de ESPN, realizados entre octubre de 2009 y diciembre de 2010. La serie se suma a la prestigiosa emisión previa de ESPN Films o ESPN Shorts, cuyo éxito de crítica y recepción potenciara esta nueva entrega.

Durante 2013, el canal estadounidense presentó una nueva serie de documentales llamadas 30 X 30 Names, en la que se hará foco en personajes específicos. Una brillante manera de mostrar que, detrás del que encesta un triple, aplica un gancho que manda a su oponente a la lona o la clava en el ángulo, hay una gran historia para contar.

El producto final de estos 30 documentales realizados por 30 directores diferentes, es una verdadera joya periodística. Tiene la simple y virtuosa característica de buscar la historia detrás del evento en sí. Pero, además, cuenta con un toque de calidad cinematográfica que hace que todo se vea más lindo y atractivo. Un gol, un triple o un touchdown se pueden mostrar de muchas maneras. Es posible que el espectador sienta que está en el lugar donde ocurren las cosas si el que muestra el evento sabe dónde poner el ojo.

Aunque la mayoría de los episodios están basados en la cultura estadounidense deportiva del beisbol, el basket y el fútbol americano, ESPN 30X30 trasciende las barreras del deporte. Muchos de los relatos tocan de lleno temas como el racismo, la política, la historia, el crecimiento y desarrollo de las ciudades y muchos otros aspectos que hacen que los documentales sean más grandes y ambiciosos.

ESPN hizo con esta serie que el deporte sea aún más divertido. Expuso a los atletas a un nivel humano. Contó historias de perdedores y ganadores. Dio una lección de complejidad socio-cultural, narrativa periodística y testimonio documental. Dejó en evidencia que no todo se trata, ni para los que lo hacen ni para los que lo ven, de que la pelota entre en el arco. Lo radicalmente trascendental es, precisamente, lo que acontece antes y después.




Muhammad Ali, uno de los grandes boxeadores de la historia, no puede saltar la soga. Un grupo de fanáticos lo mira en el gimnasio con una especie de desencanto y confusión. El rey de las palabras ya no habla como antes, balbucea. No es el mismo. Tiene bigotes y está a punto de disputar uno de sus últimos combates.

Es 1980 y veinte largos años han pasado del debut profesional del entonces llamado Cassius Clay. En su etapa amateur logró la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Roma 1960, y como profesional ganó el título de campeón indiscutido de la categoría de los pesos pesados en 1964 a la edad veintidós años, el cual recobraría diez años después. En 1978 se agenció otro cetro de campeón, por lo que se le considera el primero en ostentar en tres ocasiones un título mundial en dicha categoría.

Alí se caracterizó por su estilo de boxeo alejado de la técnica tradicional, aunque era un conocedor del deporte y de sus contrincantes. Fue dirigido la mayor parte de su carrera por el entrenador Angelo Dundee, y sostuvo memorables combates contra los más renombrados pugilistas de su tiempo, como Sonny Liston, Joe Frazier, George Foreman y Ken Norton. Otra de sus características más reconocidas ha sido la de verter opiniones irreverentes sobre diversos temas, así como los pronósticos de sus contiendas aventurando sobre en que round su rival caería a la lona.


Fuera del cuadrilátero, Muhammad Ali se erigió como una figura con influencia social desde los años 1960 cuando se opuso a su reclutamiento por parte de las fuerzas armadas de su país durante la Guerra de Vietnam, declarándose objetor de conciencia y pese al rechazo de los defensores del nacionalismo estadounidense. También formó parte de la organización religiosa de la Nación del Islam y, aunque se ganó detractores por su conducta independiente de los estereotipos sobre los afroamericanos, a partir de los años 1970 consiguió el respeto como figura deportiva de renombre mundial, especialmente tras su pelea contra George Foreman.

En el ocaso de su carrera profesional, empezó a dar muestras de desgaste físico y después de su retiro ha padecido de la enfermedad de Parkinson y en este panorama nos sitúa el film, evidenciando la triste realidad de una estrella en estrepitoso ocaso. Aunque le quedaría una pelea más, ante Trevor Berbick, este combate frente a Holmes fue su adiós real; un circo romano impisadoso que nunca debió llevarse a cabo. La saña con la que Holmes castigó a Alí ante la inacción del árbitro del combate fue el fiel reflejo de un campeón cegado por su propio ego y descuidado por su entorno que se prestó a esta farsa de combate, poniendo en riesgo la integridad física y mental del ex rey pesado. 

Impresiona notar los primeros indicios de Parkinson y el condescendiente silencio de su grupo de trabajo ante esa crítica situación. Es la triste historia del ocaso deportivo que se repite una y otra vez: el circo alrededor de Alí y el propio campeón creyéndose aún imbatible que no supo retirarse a tiempo. El hombre enfrentando el legado de su propio mito, buscando vencer al paso de los años, convenciéndose de no ser un simple y vulnerable mortal. 



Clip - película completa:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada