miércoles, 1 de enero de 2014

ESPECIALES - ESPN Films Presenta "NO MÁS" (ESPN 30/30, 2013) de Eric Drath







EL TEMPLE Y LA FURIA




“El deporte tiene el poder de cambiar el mundo. Tiene el poder de inspirar, el poder de unir a la gente de un modo que pocos consiguen”, Nelson Mandela.



ESPN Films celebró el 2009 sus 30 años  con la serie documental 30 for 30 -que continuaría con un Vol. II al año siguiente-, una colección de 30 documentales y 30 historias, acerca de sucesos que cambiaron el rumbo de la historia del deporte americano. Creado en formato de crónica narra los grandes acontecimientos deportivos que pasaron por las pantallas de este canal de deportes, todo de la mano de directores reconocidos y testimonios de los protagonistas. 

Algunos dicen que se juega como se vive. Otros agregan que se piensa al deporte como se piensa en la vida. Lo importante es marcar que el deporte es una fuerza enorme que no transita caminos diferentes a la vida. “Once jugadores contra otros once corriendo detrás de una pelota no son especialmente hermosos”, dijo Borges, uno de los grandes escritores del siglo XX quizás intuyendo que detrás del objetivo meramente deportivo, socialmente se produce un fenómeno mucho mas profundo e inquietante. 

En el fútbol, como en otras disciplinas, detrás de cada pase hay una historia de sacrificio. En cada gol nace una amistad. Con cada derrota, se forja la unión y el orgullo. A todos esos lazos hay que sumarles otros que quizás sean aún más importantes: el deporte tiene una incidencia directa en lo social y político.

Parte de este pensamiento es el mismo que se percibe en los 30 documentales de ESPN, realizados entre octubre de 2009 y diciembre de 2010. La serie se suma a la prestigiosa emisión previa de ESPN Films o ESPN Shorts, cuyo éxito de crítica y recepción potenciara esta nueva entrega.

Durante 2013, el canal estadounidense presentó una nueva serie de documentales llamadas 30 X 30 Names, en la que se hará foco en personajes específicos. Una brillante manera de mostrar que, detrás del que encesta un triple, aplica un gancho que manda a su oponente a la lona o la clava en el ángulo, hay una gran historia para contar.

El producto final de estos 30 documentales realizados por 30 directores diferentes, es una verdadera joya periodística. Tiene la simple y virtuosa característica de buscar la historia detrás del evento en sí. Pero, además, cuenta con un toque de calidad cinematográfica que hace que todo se vea más lindo y atractivo. Un gol, un triple o un touchdown se pueden mostrar de muchas maneras. Es posible que el espectador sienta que está en el lugar donde ocurren las cosas si el que muestra el evento sabe dónde poner el ojo.

Aunque la mayoría de los episodios están basados en la cultura estadounidense deportiva del beisbol, el basket y el fútbol americano, ESPN 30X30 trasciende las barreras del deporte. Muchos de los relatos tocan de lleno temas como el racismo, la política, la historia, el crecimiento y desarrollo de las ciudades y muchos otros aspectos que hacen que los documentales sean más grandes y ambiciosos.

ESPN hizo con esta serie que el deporte sea aún más divertido. Expuso a los atletas a un nivel humano. Contó historias de perdedores y ganadores. Dio una lección de complejidad socio-cultural, narrativa periodística y testimonio documental. Dejó en evidencia que no todo se trata, ni para los que lo hacen ni para los que lo ven, de que la pelota entre en el arco. Lo radicalmente trascendental es, precisamente, lo que acontece antes y después.


La serie 30 for 30 de ESPN Films, ganadora del premio Peabody a la excelencia documental, continúa con "No Más" y narra la rivalidad entre las leyendas del boxeo Sugar Ray Leonard y Roberto Durán. 

El panameño es mundialmente reconocido como el mejor peso ligero (135 libras) de todos los tiempos, y también catalogado ampliamente por cronistas deportivos e historiadores boxisticos internacionales como el más grande boxeador latinoamericano y uno de los mejores libra por libra de toda la historia del boxeo.1 Derrotó en el peso ligero a otros campeones contemporáneos tales como Esteban de Jesús, Suzuki -Guts- Ishimatzu y fue capaz de llevar el boxeo latino a los más altos niveles, enfrentando a muchos de los mejores boxeadores de todas las épocas en distintas categorías boxísticas, realizando combates memorables.

Leonard considerado uno de los más populares y exitosos boxeadores de todos los tiempos. Su carrera de amateur fue completamente sólida e inigualable ganando muchos campeonatos, entre ellos una Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, y obteniendo un récord de 145-5, 75 por KO. Logra su consolidación definitiva tras vencer al por entonces campeón mundial Welter del WBC, Wilfred Benítez.

En 1981, nuevamente edita uno de los combates mas emocionantes de la historia del pugilismo, ante Thomas Hearns, para unificar los títulos WBC y WBA de los Welters. En el asalto 14, y tras unas durísimas combinaciones, el árbitro se ve obligado a detener el combate ante la superioridad manifiesta de Sugar. Tras el triunfo es considerado el mejor Peso Wélter de la historia.

En febrero de 1982, los médicos descubren que Leonard tiene un desprendimiento de retina, por lo cual no puede seguir peleando. Ahí aparece su primer retirada del boxeo. Retornó el 11 de mayo de 1984, noqueando a Kevin Howard en nueve episodios y volvió a desaparecer de los cuadriláteros hasta que tres años más tarde sorprendió al mundo del deporte una vez más, cuando se anunció que pelearía contra el campeón mediano Marvin "Marvelous" Hagler. El combate generó un enorme interés, y se anunció como la "Súperpelea de los '80". Ante todos los pronósticos, y en una espectacular pelea, Leonard era declarado nuevo campeón de Peso Mediano del mundo, por decisión dividida, que significó su tercera coronación en diferentes categorías.

En 1997, a los 40 años, hizo su última aparición, siendo derrotado ante el entonces ex campeón mundial de peso ligero Héctor Camacho. Ese mismo año, Leonard fue incluido en el Salón de la Fama del Boxeo.

En medio de la época de oro del boxeo contemporáneo -la década de 1980- había dos combatientes que establecieron una rivalidad cautivadora. Su par de peleas dentro de un lapso de poco más de 5 meses en 1980 tuvo todas las características de los clásicos históricos.

Sugar Ray Leonard, un héroe americano que se había convertido en un nombre familiar después de su medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1976, que lo llevó a numerosos patrocinios corporativos, contra el campeón de peso ligero Roberto Durán, de Panamá, el más duro -algunos decían el más humilde- combatiente de todos los tiempos.

No sólo perdurarían el drama y la acción de estas peleas, pero esas dos palabras definieron el segundo de sus enfrentamientos, lo que creó una sensación de misterio, asombro e intriga hasta la actualidad. A través del viaje de Leonard a Panamá para ver a su viejo rival en busca del cierre, No Más busca respuestas a la impactante decisión de Duran de renunciar en medio de una pelea por el título.



Clip - película completa:





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada