miércoles, 15 de enero de 2014

PERFILES - NIKI LAUDA (1949-)








EL FUEGO SAGRADO





Andreas Nikolaus Lauda -mejor conocido como Niki Lauda- (22 de febrero de 1949, Viena), fue campeón del mundo de Fórumla 1 en 1975, 1977 y 1984, subcampeón en 1976, y cuarto en 1974 y 1978. Su primera victoria fue en el Gran Premio de España de 1974, y la última en el Gran Premio de los Países Bajos de 1985. A lo largo de su carrera en la máxima categoría pilotó para las escuderías March, BRM, Ferrari, Brabham y McLaren, acumulando 25 victorias y 54 podios.

En 1976, Lauda sufrió un grave accidente en el Gran Premio de Alemania que le produjo graves quemaduras que le dejaron marcas de por vida. Retirado de las carreras en 1978, puso su propia compañía aérea, Lauda Air. Las deudas y una larga querella con la compañía Austrian Airlines lo obligaron a volver en 1982. Se retiró definitivamente de la competición en 1985 y volvió a fundar una nueva compañía de aviación, Niki. Como conductor, Lauda se ha caracterizado por una aproximación inteligente, que minimizaba los riesgos y maximizaba los resultados. Se le considera uno de los pilotos más concienzudos, capaz de pasarse largas horas refinando el comportamiento del coche.

Nació en el seno de una familia rica y se convirtió -contra la voluntad de su familia- en piloto de carreras en 1968. Comenzó a correr en la Fórmula 1 con el equipo March en 1971. Tuvo al principio poco éxito tanto en el equipo March como en el BRM, al que se incorporó en 1973, pero dio su gran salto deportivo cuando su compañero de equipo en BRM, Clay Regazzoni, volvió al equipo Ferrari en la temporada 1974. El legendario propietario del equipo, Enzo Ferrari, requirió la opinión de Regazzoni sobre el conductor austriaco, y al recibir buenas referencias inmediatamente lo fichó.

Después de un apagado comienzo de la década de los setenta, el equipo Ferrari resurgió y el austriaco fue recompensado con el segundo puesto en su debut con el equipo en el Gran Premio de Argentina. Pronto siguió su primera victoria en un gran premio, en la cuarta carrera que corrió con Ferrari, dando con ella fin a un bienio sin victorias del equipo. Lauda y Ferrari se convirtieron en el piloto y la escudería que marcaban el paso del mundial, consiguiendo seis pole positions consecutivas. Una mezcla de falta de fiabilidad e inexperiencia, no obstante, limitó sus resultados a una sola victoria más y un cuarto puesto al final del mundial.

En la temporada 1975 Lauda consiguió reeditar la trayectoria que había iniciado el año anterior. Aunque no pasó del quinto puesto en las primeras cuatro carreras de la temporada, Lauda y Ferrari mejoraron y vencieron en cuatro de los siguientes cinco grandes premios. La victoria en el Gran Premio de Estados Unidos, última carrera de la temporada, le valió a Lauda su primer campeonato del mundo.

En 1976, Lauda ganó cuatro de las primeras seis carreras, obteniendo el segundo puesto en las otras dos. Al final de la novena carrera, disputada en Brands Hatch, Lauda había obtenido 61 de los puntos del mundial, más del doble de los que llevaba su más inmediato perseguidor, Jody Scheckter. El segundo campeonato del mundo consecutivo parecía limitarse ya a una formalidad, hecho que no se producía desde las temporadas de 1959 y 1960 en que lo había logrado Jack Brabham. Sin embargo, en la siguiente carrera, en Nürburgring, en 1976 Lauda sufrió graves heridas, que incluían terribles quemaduras al incendiarse su coche en el Gran Premio de Alemania. Tres pilotos se detuvieron para ayudarle: Harald Ertl, Guy Edwards y Arturo Merzario, quienes rescataron a Lauda atrapado entre el fuego y los hierros retorcidos.
Como consecuencia del accidente sufrido en 1976, Lauda sufrió graves quemaduras en la cabeza y el cuerpo, además de fracturas e intoxicación por los vapores tóxicos que desprendía el combustible en llamas. Se sometió a cuatro operaciones para trasplante de piel, pero todas fracasaron debido a que su sistema inmune los rechazaba. Al borde de la muerte, un sacerdote le administró la extremaunción. A pesar de ello volvió a las pistas tan sólo seis semanas después para el G.P. de Italia, gracias a una milagrosa recuperación.

Durante la forzada ausencia de Lauda, el inglés James Hunt había jugado sus bazas y la última carrera de la temporada, el Gran Premio de Japón, comenzó con una ligera ventaja de Lauda sobre Hunt de 3 puntos. En una pista peligrosamente mojada, Lauda se retiró tras realizar dos vueltas, asegurando que consideraba inseguro continuar en tales condiciones. Hunt lideró la carrera durante la mayor parte del gran premio, hasta que un pinchazo le hizo perder posiciones. Consiguió remontar, no obstante, hasta la tercera posición, que le valió el título mundial por un solo punto. La anteriormente buena relación de Lauda con el equipo Ferrari se vio gravemente afectada tras ese abandono, y tuvo que soportar una difícil temporada 1977 a pesar de vencer cómodamente el campeonato mundial gracias a su regularidad. Habiendo ya anunciado que abandonaría el equipo al final de la temporada, Lauda anticipó dicho abandono ante la decisión de Ferrari de incorporar a un tercer automóvil al entonces desconocido Gilles Villeneuve en el Gran Premio de Canadá.

Incorporado al equipo Brabham en 1978, Lauda pasó dos temporadas sin éxitos, en buena medida debido al radical diseño del coche, con una aerodinámica asistida por turbinas. Tras su única victoria, el coche fue inmediatamente descalificado. En el Gran Premio de Canadá, Lauda informó al propietario de la escudería, Bernie Ecclestone, de su deseó de retirarse inmediatamente, pues no deseaba "seguir conduciendo en círculos". Lauda, que había fundado una compañía de vuelos charter, volvió a Austria para dedicarse a ella a tiempo completo.


Pero en 1982 Lauda volvió a la competición, sintiendo que aún tenía una carrera como piloto por delante. Después de una exitosa prueba con McLaren, su único problema fue convencer al patrocinador del equipo, Marlboro, de que aún era capaz de ganar. Lo demostró en su tercera carrera tras su vuelta a las pistas, ganando el Gran Premio de Long Beach. En 1983 como tenía problemas de visión, el cirujano plástico Ivo Pintanguy lo sometió a un operación de párpado en Río de Janeiro. Lauda volvería en forma al año siguiente, consiguiendo su tercer campeonato del mundo en 1984 con una victoria por medio punto sobre su compañero de equipo Alain Prost.


En 1995 se convirtió en asesor técnico de Ferrari. A su llegada le pidieron consejo para ganar nuevamente después de muchos años de sequía y la respuesta inmediata de Lauda fue contundente y visionaria: "Contraten a Michael Schumacher". Desde 2010 Lauda colabora como comentarista de F1 en la cadena privada alemana RTL.



Ficha Personal:

Nombre:              Andreas Nikolaus Lauda


Nacionalidad:       Austríaco

Nacimiento:         22 de febrero de 1949 en Viena, Austria




Palmarés general:


Años en activo:    1971 - 1979, 1982 - 1985

Temporada debut:   Gran Premio de Austria de 1971

Equipos:            
-March

-BRM

-Ferrari

-Brabham

-McLaren


Carreras:          170

Campeonatos:       3

Victorias:         27

Podios:            54

Poles:             24

Vueltas rápidas:   24



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada