martes, 25 de febrero de 2014

PERFILES - BERNARD HOPKINS (1965-)





EL VERDUGO DEL TIEMPO





Bernard Humphree Hopkins Jr. (15 de enero de 1965, Filadelfia, Pensilvania), habitualmente conocido como El Verdugo, es un boxeador norteamericano, conocido por su reinado de 10 años como campeón mundial de la categoría del peso mediano, en el que impuso el récord de defensas del título con 20 combate exitosos de forma consecutiva. Es el ex campeón de los semipesados después de derrotar a Jean Pascal y convertirse -con 46 años- en el campeón de mayor edad en la historia del boxeo, superando a George Foreman, que derrotó a Michael Moorer a los 45 años de edad. 

Asímismo, es el único boxeador que ha logrado al mismo tiempo en una misma división los títulos de los 4 organismos dirigentes (AMB, OMB, CMB y FIB) y defenderlos en una misma pelea. También es el boxeador de mayor edad en ser campeón mundial mediano.

De muy joven se involucró en robos y en problemas de pandillas. También practicaba boxeo amateur por temporadas. Con tan sólo 13 años, Hopkins asaltó a varias personas y ya había recibido tres puñaladas. En 1982 fue en carcelado por asalto a mano armada y condenado a cumplir 18 años en una cárcel estatal. Con 17 años, fue condenado a dieciocho años en la prisión de Grateford, Pennsylvania, tras cometer nueve delitos graves, entre los que figuraban intentos de asesinato y robos a mano armada.  

Al final cumplio solo 56 meses entre 1984 y 1989 por buena conducta. Dentro de la cárcel decidió dar un giro a su vida, se graduó en sus estudios y practicó con constancia boxeo. Durante su estancia en prisión ganó 3 veces el campeonato "interprisiones" de los pesos medios.
Tras 5 años en la cárcel y salir en 1988, decidió dar un cambio radical a su vida. Se convirtió al Islam y utilizó el boxeo para escapar de su vida de delincuencia. Tras su paso por la cárcel, debutó el 11 de octubre de 1988 en Nueva Jersey frente a Clinton Mitchell, donde perdió en los puntos con una decisión mayoritaria a favor de Clinton. Empieza a entrenar con Bouie Fisher y en 1990 debuta en los pesos medios ganando por decisión unánime. Tras seis meses de inactividad volvió al ring en 1990, recategorizándose como peso mediano. 

Durante los siguientes dos años Hopkins gano 20 combates, 15 por ko y de estos 11 en el primer round. Luchó contra Greg Paige el 22 de febrero, donde ganó con una decisión unánime de los jueces. Después de esta victoria consiguió un gran récord, al lograr 21 victorias entre febrero de 1990 y septiembre de 1992. En medio de una magnífica racha de victorias, 19 consecutivas, se enfrentó contra Wayne Powell, ambos peleando por el campeonato de los pesos medianos de la United States Boxing Association (USBA), que estaba vacante. Hopkins ganó su primer título profesional, al declarar el árbitro que Powell no estaba en condiciones de luchar por lo que Hopkins ganó el título por un nocaut técnico. Tras obtener el cinturón de campeón, defendió su campeonato en tres ocasiones, venciendo por nocaut técnico a Roy Ritchie y Wendall Hall y ganando por decisión unánime de los jueces a Lupe Aquino.


Su primera oportunidad por el título fue el 22 de mayo de 1993 en Washington D.C. contra Roy Jones Jr por el título vacante de peso mediano de la Federación Internacional de Boxeo (IBF). Perdió en los puntos con una decisión unánime, con las tres tarjetas de los jueces, 116-112 a favor de Roy Jones.

Con un récord de 26 victorias y 2 derrotas y tras haber dejado vacante el campeonato de USBA de peso mediano, se enfreta al ecuatoriano Segundo Mercado el 17 de diciembre de 1994 en Quito, por el título vacante de la IBF. En un combate igualado a 12 asaltos se llegó al final sin tener un vencedor al no haber ningún nocaut. Los jueces declararon un empate con tarjetas de 114-111 para Hopkins, 113-113 y 111-113 para Mercado, por lo que el título siguió vacante hasta una nueva pelea de los púgiles. Tras empatar en el último combate por el título, ambos boxeadores volverían a enfrentarse el 29 de abril de 1995 en Landover. Hopkins se convirtió en campeón mundial de peso mediano gracias a un nocaut técnico, en el séptimo asalto del combate.

Reconocido como uno de los mejores boxeadores de su época, defendió el título en siete combates contra gente como Glen Johnson o Simon Brown. Tras las siete victorias consecutivas, (cinco por nocaut técnico, una por decisión unánime y otra por nocaut) fue a disputar su octava defensa del título contra Robert Allen, pero la pelea se descartó tras lesionarse Hopkins cuando fue empujado accidentalmente fuera del ring por el árbitro Mills Lane, quien estaba intentado separar a ambos luchadores. Volvió tras su lesión para pelear con Robert Allen a quien ganó tras un nocaut técnico.

Con once defensas consecutivas del título, ganando todas las peleas, el púgil estadounidense peleó el 14 de abril de 2001 contra Keith Holmes, al que venció, por lo que consiguió el título de la Consejo Mundial de Boxeo. Mientras tanto Félix Trinidad, venció a William Joppy en la quinta ronda consiguiendo el campeonato de la Asociación Mundial de Boxeo. En el futuro combate entre Trinidad y Hopkins donde estarían los títulos en juego, mucha gente pensó que tras la exhibición de Trinidad, que Hopkins no aguantaría mucho ante el púgil puertoriqueño.

La pelea entre Trinidad y Hopkins se esperaba como una de las mejores peleas de los últimos años, ya que ambos eran dos de los mejores boxeadores del momento y porque el vencedor se llevaría 3 títulos (IBF,WBC,WBA) de peso mediano. El combate se produjo en un gran escenario como es el Madison Square Garden en Nueva York. El combate fue igualado en todas las rondas pero en el minuto 1:18 del último asalto el árbitro declaró un nocaut técnico, consiguiendo retener sus dos títulos y ganar el Campeonato de peso mediano de la Asociación.
Expuso sus títulos contra Carl Daniels y el francés Morrade Hakkar venciendo a ambos por nocaut técnico. Meses más tarde se enfrentó a Robert Allen por tercera vez en su carrera, al que también derrotó en los puntos. A mediados de 2004 Hopkins defendió sus títulos ante Óscar De La Hoya, campeón de peso mediano de la Organización Mundial de Boxeo. Hopkins estaba ante un hecho histórico, defendía su título de la Federación Internacional de Boxeo por 19º vez y De La Hoya estaba ante su primera defensa del título. El combate se celebró en Las Vegas, Nevada. De La Hoya tomó la iniciativa en los primeros asaltos, dominando con golpes fuertes y ágiles, en las últimas rondas. Hopkins tomó la iniciativa, para que en el noveno asalto tras una tunda de puños de Hopkins, De La Hoya se arrodillara en la lona perdiendo el combate y el título.

Con la victoria sobre De La Hoya, instauró dos récords, es el primer y único boxeador que conseguía cuatro títulos mundiales de cuatro organizaciones diferentes (WBC, WBA, WBO, IBF) y el luchador que más veces ha expuesto su título de la IBF (20 veces), en un reinado de más de 10 años. Tras defender sus cuatro títulos contra el británico Howard Eastman, se enfrentó el 16 de julio de 2005 contra Jermain Taylor.10 11 Con un increíble récord de 46 victorias y tan sólo 2 derrotas el campeón perdió a los puntos por decisión divida. El excampeón pidió la revancha, que se celebró en el mismo lugar el 3 de diciembre., pero volvió a perder sin opción a recuperar sus títulos.


Tras sus dos derrotas consecutivas frente a Taylor, peleó contra Antonio Tarver, campeón semipesado de la IBO y NBA. El boxeador venció en los puntos con una decisión unánime de los jueces, ganando así los dos cinturones, pero dejó ambos títulos vacantes reteniendo sólo el campeonato Ring Magazine de los pesos semipesados.

La victoria frente al ex-monarca crucero no solo engrosaba el palmarés de Hoipkins, sino que daría paso a uno de los combates mas esperados de la década: frente al multi-campeón, el invicto Joe Calzaghe. Estando el título en juego de los pesos semipesados de Ring Magazine, el británico Joe Calzaghe se alza con la victoria en los puntos perdiendo Hopkins el título en los puntos por 115-112 para Calzaghe, 114-113 para Hopkins y 116-111 para Calzaghe.

En un combate donde no se expuso ningún título, fue televisado por HBO, el 18 de octubre de 2008, se enfrentó al pugilista Kelly Pavlik, campeón peso mediano de la Organización Mundial de Boxeo y nueva sensación de la categoría que, sin embargo, perdió por decisión unánime ante Hopkins. Pelearon en el límite superior de semipesado doce asaltos. Hopkins dominó toda la lucha con múltiples combinaciones de golpes, buena defensa y movimientos. Una vez más, el inacabable Hopkins sacaba a relucir toda su veteranía y se imponía ante el -a priori- favorito aspirante, casi 20 años más joven que la leyenda de Philadelphia.


Atrás quedarían las dos polémicas derrotas a manos de Chad Dawson; luego llegaría la tan esperada revancha frente a Roy Jones Jr., donde Hopkins se tomaría venganza de la derrota casi dos décadas después, y la victoria frente a Jean Pascal que supondría un antes y un después en los libros de récords del boxeo en toda su historia. 
Los errores en la adolescencia que lo llevaron a prisión cambiaron la vida de Bernard Hopkins y moldearon su presente y pasado en los cuadriláteros. En sus años jóvenes, en las calles de Filadelfia, Hopkins demostró una agresividad que lo llevó a tener problemas, incluyendo el ser acuchillado en el metro de la ciudad y casi fallecer. Más tarde, robaba cadenas, ropa y dinero, conducta que lo llevó a recibir dos sentencias en prisión justo mientras sus contemporáneos se graduaban de la escuela secundaria.
Hoy día, Hopkins afirma que esa experiencia en prisión fue lo que le salvó la vida y lo encaminó a ser uno de los más temidos púgiles en el boxeo, en donde se convirtió en el primer campeón unificado de los pesos medianos cuando derrotó al puertorriqueño Félix Trinidad. 

Durante los casi cinco años que pasó encarcelado, el nativo de Filadelfia tuvo que regirse por lo que los encargados de la prisión le decían, desde la hora en que se levantaba y se acostaba hasta lo que podía hacer y no hacer. Sencillamente, Hopkins trasladó lo que aprendió en la cárcel a su vida. Hopkins atribuye su durabilidad en el cuadrilátero a dos razones principales: el tipo de vida que ha llevado y cómo se ha cuidado fuera del cuadrilátero. Muestra de ello resulta su excelente preparación física que lo ha convertido en uno de los atletas mejor preparados que el deporte haya visto y que le permite perdurar la larga distancia de doce rounds frente a jóvenes retadores, sin mayor dificultad.
A sus casi 50 años y con la mitad de su vida transcurrida sobre los cuadriláteros profesionales, Bernard Hopkins es un mito viviente del boxeo. Una leyenda del deporte de un palmarés inigualable, futuro miembro del Salón de la Fama que sigue activo y en búsqueda incesante de retos deportivos y récords estadísticos que le permitan, por enésima vez, vencer al tiempo. Su aliado inseparable.



Ficha profesional:

Nombre:          Bernard Humphree Hopkins Jr.

Nacimiento:     15 de enero de 1965 en Filadelfia, Pensilvania
Trayectoria:     1988-
Apodo:            El Verdugo, B-Hop, The Executioner

Estilo:             Ortodoxo

Peso               Mediopesado, supermediano y mediano

Estatura:         1,85 m (6 pies 1 pulg)

Nacionalidad:  Estados Unidos

Estadísticas

Total de Combates:    64

Victorias                    54

 • Por nocaut              32

Derrotas                     6

Empates                     2

S/D                            2


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada