sábado, 12 de abril de 2014

GRANDES PELEAS - MUHAMMAD ALÍ vs. OSCAR "RINGO" BONAVENA (Madison Square Garden, 7/12/1970)







LA CAÍDA QUE NO FUÉ




(*) texto de Carlos Irusta




El 7 de diciembre es una fecha que trae diferentes e importantes recuerdos para el boxeo argentino. De hecho, un 7 de diciembre de 1957 se disputaron un campeonato argentino (la victoria de Andrés Selpa sobre Tito Yanni en Mar del Plata, categoría mediano), un sudamericano (Ricardo González venció a Roberto Lobos en el Luna Park de Buenos Aires, título pluma vacante) y un mundial (Pascual Pérez venció a Young Martin también en Buenos Aires: en la cancha de Boca Juniors). El hecho tal vez sirva para tener una idea de lo que llegó a ser la actividad boxística en Argentina, pero en este caso, la mención del 7 de diciembre tiene otra lectura. 
  
Víctor Emilio Galíndez siempre tuvo una gran admiración por Oscar Bonavena. Tal vez porque Ringo era la antítesis de Galíndez en muchas cosas; Bonavena tenía una gran desenvoltura, era muy extrovertido; Víctor, en cambio, era de muy pocas palabras. Eso sí, ambos, especialmente Víctor, tenían pasión por los autos y cuanto más caros, veloces y llamativos, mejor...El 7 de diciembre de 1970, Oscar Bonavena realizó la pelea más importante de su vida, al enfrentar en el legendario Madison Square Garden, a Muhammad Alí.Bonavena, se sabe, cayó tres veces en el 15to y último asalto frente a Alí.


Todo lo que rodeó a la pelea entre Bonavena y Alí fue altamente mediático. Ringo, que recibió una bolsa superior a los cien mil dólares, no dejó de hablar en todo momento (hasta lo trató de "Gallina" a Alí durante el pesaje) y logró que, esa noche de lunes, el país se paralizara frente a los televisores. Fue transmitida por Canal 13, por Ricardo Arias en el ring side y Fernando Bravo en los estudios. El rating fue de 79.3. Recién en 1990, la transmisión de Argentina-Italia en el Mundial de fútbol, superó ese record con 80 puntos. 

Luego de una larga y forzosa actividad por negarse a enrolarse en el Ejército y participar de Vietnam, Muhammad Alí había logrado retornar al boxeo. El 26 de octubre, venció a Jerry Quarry en Atlanta: KOT 3, determinado por cortes en los ojos del derrotado. Ahora, era su primera actuación en Nueva a York, mientras el mundo se preparaba para verlo en acción frente a Joe Frazier.


Asistieron 19.417 personas. Eran, aquellos, los tiempos en donde los combates grandes se efectuaban los lunes por la noche para permitir mayor cantidad de público frente a los televisores (se supone que los sábados a la noche mucha gente opta por salir de casa para celebrar afuera). Por la venta de entradas, se recaudaron 615.401 dólares...

Se recuerda aquella noche por la bravura del argentino, por la caída de Alí en el noveno asalto (que, en realidad, a pesar de las fotos, no fue tal, pues se trató de un resbalón) justamente el asalto en donde Muhammad había prometido noquear. La pelea fue por el campeonato norteamericano de los completos. Y, cuando iba ganando ampliamente, ya en el 15to asalto, Alí conectó una mano ascendente al mentón de Bonavena, que avanzaba.

El doble impacto estremeció al argentino y, aunque se levantó, el referí Mark Conn dejó a Alí muy cerca del caído: tendría que haber ido a un rincón neutral. De esa forma, Muhammad volvió a pegarle rápidamente, sin dejarlo armar la guardia y lo derribó dos veces más. Fue el final. Fue, también, una noche consagratoria para Ringo quien, a pesar de la derrota, hizo un gran papel.


Clip - pelea completa:



 

Fuente: archivo de ESPN Deportes por Carlos Irusta (7/12/2013)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada