lunes, 28 de abril de 2014

ARTÍCULOS - LOS NETS SE MUDAN A BROOKLYN (Espn Deportes, 24-04-2012) por Álvaro Martín






UN ADOLESCENTE DE 35 AÑOS




por Álvaro Martín


El pasado lunes, los New Jersey Nets jugaron su último partido en el Estado Jardín tras 35 años de residencia. Se mudan a Brooklyn, a un nuevo y flamante pabellón que los bautizará como los Brooklyn Nets.

La historia de los Nets en New Jersey en la NBA tiene altos y bajos. Los altos están bien representados por apariciones en Finales de NBA consecutivas en 2002 y 2003 cuando Jason Kidd estaba quizás en su apogeo como jugador.
¿Los bajos? ¿Qué tal cuando tuvieron que vender los derechos de Julius "Dr. J" Erving a Philadelphia 76ers por $3.3 millones para poder recaudar el capital necesario para compensar ($4.8 millones) a los New York Knicks por invadir su territorio? Todo eso, además de los $3.2 millones que tuvieron que pagarle a los otros dueños de la NBA para poder ingresar a su liga de la desaparecida ABA.

Esa falta de capacidad financiera es la que ha condenado a los Nets a una trayectoria inconstante. Cada fracaso fue seguido por un intento pujante de restaurar un nivel respetable al importar elementos que conocieron el éxito en otros entornos. Larry Brown, Bill Fitch y Chuck Daly dirigieron equipos Nets que alcanzaron playoffs. Bernard King, Michael Ray Richardson y Derrick Coleman se convirtieron en mesías que nunca pudieron llenar expectativas.

Brown estaba negociando con la universidad de Kansas para convertirse en su próximo director técnico mientras dirigía a los Nets. El entonces dueño principal del equipo, Joe Taub, enfrentó a Brown con el rumor y el técnico lo negó. Sin embargo, empleados de los Nets vieron las etiquetas de previos vuelos a Kansas en el equipaje de Brown cuando salieron en un viaje de gira y el entrenador gitano fue despedido.

Rollie Massimino venía de coronarse campeón con un equipo de la universidad de Villanova desfavorecido en el torneo de NCAA en 1985, cuando el entonces presidente de los Nets, Bernie Mann, llegó a un acuerdo en principio con Massimino para que se convirtiese en el director técnico de los Nets por 10 temporadas. Digo en principio porque nunca acordaron detalles, como por ejemplo una tasa de viáticos mayor para Massimino. El pre-acuerdo se desmoronó y los Nets sufrieron otro momento incómodo en público.

Antes de fichar a Kenny Anderson en el Sorteo de 1991, el entonces gerente general Willis Reed (otrora estrella de los Knicks, franquicia cuya sombra se extendió siempre más en dirección de New Jersey) insistía en fichar a Dikembe Mutombo. Anderson fue estrella con los Nets, pero como su capitán protagonizó uno de los incidentes más vergonzosos de la franquicia, al no presentarse a la práctica del equipo previo al partido y ser hallado en el club de desnudistas Scores, esa tarde.

El mejor momento de los Nets en la NBA (ganaron dos campeonatos en la ABA, con Dr. J como su figura insigne) fue cuando los dueños del equipo se fusionaron con los dueños de los New York Yankees y otros inversionistas. Es durante esta época que el gerente general Rod Thorn acumula el talento que le permite a los Nets acceder a dos Finales de liga. El éxito del equipo en la cancha no se reflejó en la taquilla y para fines de 2003, YankeesNets halló a un nuevo comprador para desprenderse de los Nets.

Bruce Ratner compró a los Nets en ese momento, con el propósito explícito de mudarlos a un nuevo complejo en Atlantic Yards en Brooklyn, New York. Los residentes de New Jersey que apoyaban a los Nets se enteraron de esta manera de la fecha de su ejecución. Sea por razones económicas, por reconocer que el aspecto deportivo de los Nets ni le interesaba ni le competía, Ratner halló a Mikhail Prokhorov quien anunció su intención de comprar una participación mayoritaria en los Nets en septiembre de 2009.

Prokhorov es el propietario más acaudalado que ha visto esta franquicia, y su interés por el deporte es genuino. Queda por ver si tiene la paciencia y sagacidad que se requiere para construir un equipo cuya competitividad perdure. Billy King es su gerente general, y su adquisición de Deron Williams lució como una decisión agresiva con potencial, pero como un primer paso en una cadena.

Fichar a otra figura para establecer los cimientos de la era Prokhorov siempre fue la consigna. Su intento por canjear por Dwight Howard antes de la fecha límite de traspasos en la temporada 2011-12 fracasó y ahora los Nets se exponen a perder al mismísimo Williams, su máxima atracción en la taquilla, de cara a su temporada inaugural en Brooklyn.

Los Nets se mudan, dejan atrás 35 años de historia en New Jersey, pero todavía no borran ese legado. Le corresponderá a Prokhorov cambiar la cultura y el rumbo mismo de su franquicia.




jueves, 24 de abril de 2014

ARTÍCULOS - LA PARTIDA DE LEBRON JAMES Y UNA CONTROVERSIAL CATÁRSIS (ESPN Deportes, 6/4/2012) por Álvaro Martín




LeBron James




FANATISMO PERSONIFICADO




por Álvaro Martín



NUEVA YORK --Al escuchar anécdota tras anécdota de parte de mi colega, el Coach Carlos Morales, acerca del libro The Whore of Akron (La Prostituta de Akron - publicado por la editorial HarperCollins Publishers) escrito por Scott Raab, decidí comprarme un ejemplar y leerlo.

Raab se presenta como un escritor general de la revista Esquire. Es oriundo de Cleveland y refleja los sufrimientos de la afición deportiva atribulada por una tradición de fracasos deportivos en la región. El autor porta el boleto de entrada al último campeonato ganado en esa ciudad, por los Cleveland Browns en la NFL, en diciembre de 1964, como evidencia de su presencia esa tarde y su legitimidad como experto en el campo del sufrimiento deportivo de esa zona.

Su libro es un ataque inmisericorde a LeBron James en general y a su decisión de abandonar a los Cavaliers en particular. Aunque lo rodea la parafernalia del periodismo (acceso, credenciales y notas a medios noticiosos), el mismo Raab no niega que él no encaja dentro de la disciplina y objetividad que requiere esa profesión.

Por eso hay que tomar sus diatribas contra James con escepticismo. Su comportamiento y declaraciones por Twitter contra el jugador han sido tan vulgares y agresivas, que el Miami Heat le negó un pase de prensa y acceso al vestuario del nuevo equipo de James. Es una precaución justificada, en mi opinión.

Su obra es una confesión de sus problemas personales, su pasión por una ciudad y un estilo de vida, y su odio por un atleta y figura pública. Su tono es directo, vulgar y por momentos muy cómico. Su comicidad, sin embargo, es tan chabacana, que no se puede compartir con amables lectores o con personas con las cuales no tengas la más confiable relación. Leer este libro te arranca carcajadas, que luego dan paso a un sentimiento de culpabilidad; no debería estar riéndome de esto.

Raab sin embargo, revela anécdotas e impresiones interesantes, que uno debe archivar para luego corroborar si la situación lo amerita. Raab se reúne con Dan Gilbert, dueño del equipo, durante la temporada 2009-10, preguntándole si Gilbert confía que James firmará una extensión de contrato con los Cavaliers.

Gilbert parecía optimista: "Nadie sabe. Pienso que lo hará. Cuento con el hecho que LeBron es el más inteligente de la cuadrilla que lo rodea. Leí acerca de cómo se deja influenciar por los que lo rodean, pero lo he podido conocer y creo que tomará su propia decisión".

En esa entrevista, Gilbert reacciona a las palabras de su entonces director técnico Mike Brown (hoy a cargo de Los Angeles Lakers) de que "LeBron me permite dirigirlo" con preocupación: "No me gusta escuchar esos comentarios".

Raab se enfoca en la debacle de los Cavaliers en los playoffs ante Boston Celtics en 2009. En el quinto partido, James sencillamente se esfumó, y sin su extraordinaria contribución, Cleveland no podía aspirar a mucho. Raab no valora comentarios salaces de posibles problemas personales de James, pero los trae a colación.

El autor explica los desfallecimientos de James en momentos definitorios de esta manera: "La explicación más sobresaliente y sana que puedo hallar del hecho de que el mejor jugador en la NBA tenga los tres peores partidos hasta ese momento en su carrera en una sola serie de playoff, proviene de una fuente que considero imparcial e intachable: no obstante su frecuente nivel brillante en postemporada, James siempre ha enfrentado problemas lidiando con la presión de las eliminatorias. A través de temporadas recientes, ha padecido, en los partidos que pesan, una gama de enfermedades no reveladas, incluyendo herpes zóster, espasmos musculares en la espalda e indigestión crónica, lo que preocupaba por mucho tiempo a los Cavaliers".

Reitero, antes de aceptar como hecho lo que dice Raab, tenemos que considerar la veracidad y objetividad del autor (altamente debatible) y su fe en una fuente anónima. Su observación será confirmada o rotundamente descartada por la trayectoria futura de James. Las Finales de la NBA en 2011, cuando James compitió junto al Miami Heat ante Dallas Mavericks, presentaron evidencia para confirmar este patrón de decaimiento de parte de James en los partidos más importantes, tras una gran actuación inicial. 

LeBron James es un jugador extraordinario y legendario, pero con lagunas en su juego y personalidad que son notables. LeBron James escribirá su propia historia. Puede hacer trizas una reputación justificada o no de achicamiento en momentos definitorios con sus propias manos. Recordemos que otra etiqueta (la de blando e incapaz de guiar a su equipo al título) acompañaba siempre a Dirk Nowitzki, hasta que el dulce olor de un campeonato la esfumó.

El libro de Scott Raab es vulgar, entretenido y revelador, pero el lector debe mantener su guardia en alto en cuanto a lo que dice su autor, porque él mismo reconoce su falta de objetividad y rigor. Un cronista debe archivar estas impresiones y datos y evaluarlos en el contexto de la trayectoria del jugador. 



 

lunes, 21 de abril de 2014

PERFILES - MARIO ANDRETTI (1948-)



EL SUEÑO AMERICANO






Mario Gabriel Andretti (nacido el 28 de febrero de 1940, Motovun) es un ex-piloto de automovilismo italo-estadounidense. Durante su carrera, se destacó tanto en monoplazas como en stock cars y sport prototipos. Ganó cuatro veces el Campeonato Nacional del USAC, y el campeonato mundial de Fórmula Uno del año 1978. Andretti es la primera y única persona en ganar las 500 Millas de Indianápolis, las 500 Millas de Daytona y la Fórmula 1. Además, ganó una edición de las 24 Horas de Daytona y tres de las 12 Horas de Sebring, además del International Race of Champions.

Nació en Montona, una ciudad de la península croata de Istria (que en ese momento era italiana). Después de la Segunda Guerra Mundial, Istria pasó a ser parte de Yugoslavia y su familia, como muchos otros italianos, huyeron en 1948 y pasaron los siete años siguientes un campo de refugiados.


En 1959 Mario comenzó a correr un viejo automóvil Hudson en pistas de tierra cerca de la ciudad donde vivía. Su hermano gemelo, Aldo, corría en las mismas pistas y con el mismo automóvil, aunque ellos no le decían a sus padres que estaban corriendo. Los gemelos lograron dos victorias cada uno en sus primeras cuatro carreras.1 Sin embargo, Aldo resultó gravemente herido en un accidente cerca del final de la temporada, sufrió una fractura de cráneo y dejó de correr; y sus padres no estaban contentos al saber que sus gemelos corrían. Mario obtuvo 21 victorias en 46 carreras de stock cars modificados en 1960 y 1961.

Andretti compitió con autos midget entre 1961 y 1963. Comenzó corriendo las carreras de midget de 3/4 de tamaño en el American Three Quarter Midget Racing Association en el invierno para ser vistos por los propietarios de los midget de tamaño completo. Él compitió en más de cien eventos en 1963. Andretti ganó tres carreras en dos pistas diferentes en el Labor Day en 1963. Mario ganó una carrera en Flemington en Nueva Jersey y dos eventos en Hatfield, Pennsylvania.



El siguiente peldaño en el mundo de las carreras en la Costa Este de los Estados Unidos es correr en sprint cars en el United Racing Club (URC). Andretti fue capaz de disputar carreras puntuales en la carreras de sprint cars en la URC, pero no pudo conseguir un asiento a tiempo completo. En una ocasión, viajó desde Canadá hasta Mechanicsburg, Pensilvania con la esperanza de encontrar una asiento en un evento, pero se fue con las manos vacías. Pasó por alto la serie cuando se le ofreció un asiento a tiempo completo en USAC Sprint Cars para 1964.


Mario participó de 10 carreras en el Campeonato Nacional del USAC en 1964, la mayoría para el equipo de Al Dean; obtuvo un tercer puesto y un sexto, de forma que finalizó undécimo en el campeonato. En 1965, se convirtió en piloto regular de la serie y del equipo Al Dean, de las cuales ganó en Indianapolis Raceway Park, y cosechó seis segundos puestos, tres terceros y dos cuartos, para consagrarse campeón de la categoría.



El piloto defendió con éxito el título en 1966, con 8 victorias, un segundo lugar y un cuarto. Al año siguiente, resultó subcampeón de la categoría al ganar ocho carreras, y arribar segundo en tres carreras y tercero en dos. En 1968, logró cuatro victorias y 18 top 5, compitiendo para su propio equipo, de forma que quedó subcampeón por segunda vez consecutiva. Mario se convirtió en piloto regular del equipo de Andy Granatelli en 1969, y consiguió 9 victorias, tres segundos puestos, un tercero y dos cuartos, de forma que logró el campeonato por tercera vez en la categoría. Su destacada actuación incluye la victoria en las 500 Millas de Indianapolis, la cual sería la única victoria en la prestigiosa carrera.



A la temporada siguiente, logró una victoria, tres segundo puestos y un quinto, de forma que culminó quinto en el certamen. El piloto no logró ninguna victoria en 1971, solo logró un segundo lugar y dos cuartos en 10 carreras disputadas y finalizó noveno en el campeonato.



En 1972, Mario pasó al equipo de Vel Miletich, y logró dos podios, de modo que culminó undécimo en la tabla general. Volvió a ganar en la segunda manga de Trenton en 1973, además obtuvo dos segundos puestos, un cuarto y dos quintos, por lo que resultó quinto en el campeonato. Al año siguiente, logró un tercer lugar y un quinto, y terminó 14º en el certamen. Andretti ganó el Memorial Joe James - Pat O'Connor en 1964 en Salem Speedway en Salem, Indiana. Andretti siguió compitiendo en el USAC Sprint Car después de ser piloto titular del Campeonato Nacional del USAC.



En 1965 ganó una vez en Ascot Park, y terminó décimo en el campeonato. En 1966 ganó cinco veces (Cumberland, Maryland, Oswego, Nueva York, Rossburg, Ohio, Phoenix, Arizona, y su segunda victoria en el Joe James -Pat O'Connor Memorial en Salem Speedway), pero terminó segundo detrás de Roger McCluskey en el campeonato. En 1967 ganó dos de los tres eventos que él participó.


Con el equipo Lotus, impresionó inmediatamente al ganar su primera pole en su primer Gran Premio en Watkins Glen. En el año 1969, corrió tres carreras antes de pasar a March. Ese año ganó su tercer Campeonato Nacional del USAC y sobre todo su sorprendente victoria en la prueba mítica de las 500 Millas de Indianápolis. En 1970, terminó su primera carrera en España, con su primer podio en la 3° colocación. En 1971, fue contratado por la Scuderia Ferrari. Desde su primera carrera con los coches de Maranello, ganó una carrera en Kyalami. Posteriormente, dos veces terminó en cuarto lugar en las carreras en Alemania y Sudáfrica en 1971 y 1972. También obtuvo cuatro victorias en coche deportivos, dando a Ferrari como fabricante su última victoria como escudería fuera del ambito de la Fórmula 1 por última vez en este campo.

Después de un año sabático, Mario vuelve en 1974 con el equipo Parnelli, con el que competiría en el Campeonato Nacional del USAC. En 1975, durante su primera temporada completa, terminó cuarto y quinto, luego, obtuvo un sexto lugar en 1976, antes del equipo dejara la Fórmula 1. Mario es contratado una vez más por Colin Chapman para correr en Lotus. El equipo no resulta competitivo como de costumbre, pero Mario restaura la gloria de los colores del coche que porta en sus manos al ganar el último Gran Premio de la temporada en Japón.



En 1977, Mario ganó cuatro carreras y terminó 3° en el campeonato. Además es celebre que en 1977 se convirtiera en el primer estadounidense en ganar el Gran Premio de los Estados Unidos en Long Beach, California, Con el revolucionario "Efecto suelo", la temporada 1978 sería la de su consagración, con sus ocho pole positions y seis victorias, suficiente para que Mario ganara el título de campeón del mundo de F1, lastimosamente esta fue una victoria amarga debido a la muerte de su compañero de equipo Ronnie Peterson. De todas formas, Andretti no volvió a ganar otra carrera después de 1978.

En 1979 y 1980, Mario sigue seguiría en Lotus, pero el coche carecía de fiabilidad y rendimiento. Mario no volvería a lograr más victorias, apenas una pole, y se subiría una vez más aun podio en el Gran Premio de España de 1979. Mario deja Lotus por Alfa Romeo en 1981. A pesar de un cuarto lugar en la primera fecha de la temporada, no logra sumar puntos en el resto de la temporada. En 1982, Mario disputó una carrera con Williams en el Gran Premio del Oeste de EEUU, ​​luego otras dos carreras para Ferrari, con el apenas logro ser tercero en Monza y un retiro.

Mientras participaba regularmente de la Fórmula 1, Mario compitió en la CART World Series disputando una carrera en 1979, cuatro en 1980 con el equipo Penske, y siete en 1981 con el equipo Patrick; en ese tiempo logró una victoria en la segunda carrera de Michigan 1980 y 7 podios. En 1982 se convirtió en piloto regular de la serie, siendo titular del equipo Patrick. Cosechó 6 podios para terminar tercero en el campeonato. El piloto pasó al equipo Newman Haas Racing para la temporada 1983, donde consiguió 2 victorias, 6 podios, un cuarto puesto y un quinto para quedar tercero en la tabla general. Con 6 victorias y 2 segundos puestos, Andretti se coronó campeón de la CART en 1984. En 1985 no logró defender el título, quedó quinto en el campeonato con 3 victorias, un segundo puesto y un tercero. Volvió a quedar quinto en 1986 ganando 2 carreras, llegando tercero en dos, cuarto en dos, y quinto en dos.



En 1987, logró 2 victorias, un segundo puesto, un cuarto, y un quinto para terminar sexto en la tabla general. Andretti fue quinto en 1988 con dos victorias, dos segundos puestos, tres terceros puestos y un quinto. En 1989 obtuvo dos segundos puestos, dos terceros, un cuarto y un quinto para culminar sexto en el campeonato. El piloto logró 4 podios, 4 cuartos puesto y dos quintos para séptimo en el campeonato en 1990. Volvería a quedar séptimo el año siguiente, logrando 4 podios, un cuarto puesto, y dos quintos.



En 1992 llegó segundo en Laguna Seca, cuarto en Toronto, y quinto en otras cuatro carreras para quedar sexto en la tabla general. Andretti volvió a ganar una carrera en 1993, en Phoenix; con un segundo puesto, un tercero, un cuarto y tres quinto volvió a quedar sexto. Su última temporada en la CART fue la del 1994, donde logró un tercer puesto, un cuarto y un quinto para terminar 14º en el campeonato.


Mario participó cinco veces en las 24 Horas de Le Mans, sin lograr ganar, terminaría en su mejor resultado 2° en 1995. Además ganó tres veces las 12 Horas de Sebring (1967, 1970, 1972), y una las 24 Horas de Daytona en 1972. Por otro lado, disputó 20 carreras de la International Race of Champions durante 6 temporadas. Salió campeón en 1979, y subcampeón en 1976 y 1978. Ha acumulado 3 victorias, y 12 top 5 en la categoría.

Mucha gente, particularmente en Estados Unidos, lo considera uno de los mejores corredores de todos los tiempos. En el año 2000, la Associated Press y la revista RACER lo nombraron "Automovilista del Siglo". El mismo año fue introducido al International Motorsports Hall of Fame (Salón de la Fama Internacional del Deporte Motor).



Los dos hijos de Mario Andretti, Michael y Jeff, están en el mundo de las carreras. Michael ganó el Champcar como antes lo hizo su padre. El sobrino de Mario, John, tuvo éxito tanto en Champ Car como en NASCAR. Su nieto Marco ganó el campeonato de karting "Stars of Tomorrow" (estrellas del mañana) de Champ Car.



Y por supuesto, una frase para la historia. «"Si todo está bajo control, es que no vas suficientemente rápido"».


Ficha personal:



Nacionalidad:     Estados Unidos

Años en activo:  1968-1972, 1974-1982
Equipos              Lotus, March, Ferrari, Parnelli, Alfa Romeo, Williams
Carreras comenzadas:      131
Campeonatos mundiales:  1 (1978)
Podios:                           19
Poles:                             18
Vueltas rápidas:               10
Primera carrera:              Gran Premio de los Estados Unidos de 1968
Primera victoria:             Gran Premio de Sudáfrica de 1971
Última victoria:               Gran Premio de los Países Bajos de 1978
Última carrera:               Gran Premio de Las Vegas de 1982